Cuatro años viendo animes de temporada, parte 1

Agotamiento, eso es lo que siento con el seguimiento de los animes de temporada. Este próximo invierno hará 4 años que sigo el ciclo sin fin de los animes de temporada, recordando perfectamente cuál fue con el que di el pistoletazo de salida: Noragami (2014, primera temporada). La expresión no es gratuita, pues seguir animes de temporada a lo largo de los meses y años es en cierto modo una carrera de fondo. Una carrera de fondo que he alargado demasiado.

A este agotamiento en mi caso debo añadirle un enorme peso más, y es el de tener un blog en el que temporada tras temporada hacía un repaso a los estrenos (solo a partir de la primavera de 2015). Primeras impresiones, impresiones a mitad de temporada y, finalmente, las impresiones finales. Conforme avanzaba el tiempo y el cansancio dejé de hacer las impresiones de mitad de temporada, ya que la mayoría de animes que se estrenan tampoco merecen tanta atención y comentario detallado. Verdaderamente, con el tiempo traicioné el espíritu original con el que hacía este tipo de impresiones, ya que al inicio pretendía hacerlas de un modo más desenfadado, directo y pseudohumorístico con lo que decía para hacerlas más entretenidas (y ligeras de escribir, para que mentir). Simplemente, lo dejé de hacer, convirtiéndose en entradas mucho más pesadas de escribir.

El hecho de hacer las impresiones de temporada me ha llevado además a ser un poco más generoso con los estrenos a los que iba a darle al menos una oportunidad, pues siempre hay sorpresas entre las excesivamente cargadas temporadas. Es decir, que he ido soportando más estrenos nefastos de los que haría normalmente. Tiempo después de dejar de hacer las entradas de mitad de temporada acabé dando con otra solución para paliar el agotamiento de esta carrera de fondo: dejar de seguirlo todo semanalmente. Decidí ver semanalmente solo los animes que verdaderamente disfrutaba y notaba que la espera semanal se me hacía larga. ¡Ay qué buena la emoción de saber que queda poco para que salga el episodio!

Uno de los motivos por los que también dejé de seguir todos los animes de temporada que me llamaban mínimamente la atención fue porque a lo largo de la semana me acababan quitando mucho tiempo. De entre la ingente cantidad de estrenos la gran mayoría son series entre mediocres (para expresarlo numéricamente, de 5 y poco más), normales (sobre el 6) y a partir de ahí están las “excepciones”. Porque sí, lo bueno de verdad en los estrenos de temporada son excepciones. ¿Para qué perder el tiempo en animes insulsos y que apenas te aportan nada?

Muchas veces en las primeras impresiones y las otras entradas de repasos de temporada me he quejado de un aspecto en concreto de los animes vistos: que no tienen personalidad. Es algo que suelo repetir y para mí motivo más que suficiente para dejar de ver una serie. ¿Qué quiero decir con que un anime no tiene personalidad? Esa personalidad que reclamo en lo que veo es ese aspecto característico que hace brillar a la serie, ese “algo” que te hace seguirla con verdadero interés, y no por inercia, como pasa a veces con los animes de temporada. Esa “personalidad” puede recaer en apartados diferentes, ya sea el estilo del dibujo (ACCA, Jojo, los animes de Trigger, animes dirigidos por Masaaki Yuasa…), el diseño de personajes, la animación la banda sonora y, lo más obvio, el propio argumento o los personajes en sí mismos. Los más evidentes son los dos últimos, aunque si el resto de apartados son muy deficientes pueden suponer un peso demasiado grande para seguir el anime solo por su argumento o personajes. En imagen real una serie puede tener una historia interesante y buena, pero si los actores son nefastos uno puede plantearse dejar de verla.

¿Qué ocurre con la mayoría de estrenos de cada temporada? Normalmente estos solo suelen reunir un solo aspecto que puede hacerlos especiales, mientras que el resto son deficientes y hacen que la serie se quede entre mediocre y regular. Quiero pensar que a esta desgana por los estrenos de temporada también recae en que desde el 2014 he visto bastantes animes (algunos seguramente de lo mejor de su género) haciendo que cuasi la mayoría de estrenos nuevos que se le parezcan no me digan nada. Uno tiene ya algo de bagaje, y estos ojos ya no están para milongas. ¿Con qué ojos veo un nuevo anime de fantasía y aventuras después de haber visto Katanagatari o Slayers? ¿Con qué ojos veo un nuevo spokon después de haber visto Hajime no Ippo? Exacto, encontrando cosas como Ping pong The animation.

Por supuesto que no todo es malo en los animes de temporada, pero el problema está en que encontrar lo bueno y especial supone un gran esfuerzo y un extenuante proceso de rebuscar entre la mediocridad absoluta a lo largo de los meses e incluso años. ¿Ha salido algo a la altura de Haikyuu o Ping pong the animation (ambos del 2014) en el género desde sus respectivos estrenos originales? El spokon es seguramente uno de los géneros más afectados, aunque el romance tampoco se queda corto. La acción y la comedia en general quedan más bien paradas, pues al menos una vez al año sale algo verdaderamente bueno: Kill la Kill (2013-14) o One Punch man o Mob Psycho (2015 y 2016, respectivamente); o Gekkan Shoujo Nozaki-kun y Gugure! Kokkuri-san (2014), Prison school y Osomatsu-san (2015), Konosuba (2016). Pero claro, estamos hablando de uno o dos títulos entre decenas y decenas y decenas de estrenos a lo largo de las cuatro estaciones del año. ¿Cómo comparo el drama de Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu con el melodrama adolescente barato de turno?

 

¿Qué quiero decir con todo esto? Después de 4 años de estar en esta afición no sigo en ella para ver mediocridades ni series que voy a olvidar entre capítulo y capítulo de su emisión misma. Quiero ver series que tengan gancho, que algún apartado suyo brille lo suficiente como para quedarse en mi memoria durante un buen tiempo. Ni si quiera hablo de clásicos modernos, de esos salen pocos y pueden pasar años para ello. Cosas como Ping pong The animation son únicas, por no decir que además este era la adaptación de un manga y no una producción original. Hablando de producciones originales, ¿ha habido alguna la altura de Kill la Kill desde el estreno de esta? Claro, Little Witch Academia, pero parece que no podemos salir de Trigger si queremos ver un anime que no sea una adaptación y además bueno. Aunque parece que ya ni en Trigger puede confiarse… Death Parade (2015) estuvo bastante bien, e incluso Punchline (2015), pero repito, unos pocos entre multitud de mediocridad.

Otro detalle que querría destacar es que después de todas las temporadas vistas desde el 2014 me di cuenta de una cosa: uno soporta mejor un anime mediocre conforme se está emitiendo que al verlo del tirón. En realidad es algo bastante evidente, y es que los defectos de una serie salen a relucir mucho más cuando ves 3 capítulos seguidos que en 15-20 minutos a la semana. Es por ello también que dejé de seguir todos los animes que pasaban de las primeras impresiones, a excepción de solo aquello que verdaderamente tuviese algo especial. A veces por mantener la esperanza del “ya mejorará” o por disfrutar simplemente de un par de personajes, uno acaba perdiendo innecesariamente el tiempo en animes que verdaderamente no valen la pena o la cantidad de tiempo que se les requiere para verlos completos.

Como primera conclusión después de todo lo mencionado decir que de momento no volveré a hacer entradas de impresiones de temporada. Seguir haciéndolo solo sería contraproducente para mi disfrute de esta afición. Además, este año estoy en mi último curso de la carrera, así que tampoco puedo dedicarle mucho tiempo al blog. Eso no significa que deje de escribir, y seguramente haga un repaso de los animes del año, pero desde luego no perderé el tiempo en 10 animes por estación ni malgastaré teclado en hablar sobre ellos. De todas maneras, y para no terminar con bajona, he dicho que no todo es malo en el seguimiento de los animes de temporada, pero para no alargar más la entrada prefiero dejar la parte optimista (entre otros temas) para una segunda parte y así no dar más la tabarra. ¡Hasta la siguiente!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s