Reto manga 2018 #1

Allá vamos con la primera entrega del reto, donde comentaré algunos de los títulos que mencioné en la primera entrada de este proyectillo anual y algún otro inesperado.

Love Hina (1998-2001). Abandonada en el tomo 10

Love Hina

Título: Love Hina

Autor/a: Ken Akamatsu

Géneros: shonen, comedia, romance, harem

Tomos: 14

El objetivo de este reto era el de terminar mangas, pero siempre en la medida de lo posible. A Love Hina le guardaba una cierta nostalgia por su adaptación animada que vi cuando era más joven, pero ese sentimiento no fue suficiente para impulsarme hasta su final. Love Hina es básicamente una comedia romántica harem con algunos de los tópicos más grandes del género: la promesa de infancia. Además, tenemos al eterno repetidor (Keitaro Urashima) que no logra entrar en la universidad prometida, un toque ecchi y secundarios majos.

Con un plantel de secundarios variado, vistoso y divertido, y al burro de Keitaro como protagonista algo entrañable, durante varios tomos se hace entretenida y divertida, pero tampoco es algo especialmente remarcable o con un potencial suficiente como para ser estirado durante mucho tiempo. Por desgracia, los gags se acaban volviendo cansinos y toda dinámica del argumento y los personajes que al principio tenían chispa y gracia se vuelve en un tormento repetitivo y agotador. Para rematar, una de las premisas principales es solventada en el tomo 9, momento de la historia en la que ya se ha estirado demasiado y uno pide en voz alta y medio a gritos que el cuento termine ya. Una vez llegado al 10, y sabiendo que el rollo se iba a alargar hasta 4 tomos, simplemente se vuelve un despropósito en el que no quería perder más el tiempo.

 

Prison school (2011-17)

Título: Kangoku Gakuen

Autor/a: Akira Hiromoto

Géneros: seinen (+18), comedia, ecchi, escolar

Tomos: 28

Históricamente, la academia Hachimitsu ha sido solo de chicas, pero este año eso cambiará, ya que por primera vez aceptará a chicos. Solo cinco tendrán el honor de hacerlo: Kiyoshi, Joe, André, Gakuto y Shingo. Estos parecen haber cumplido el sueño de su vida, ¡una escuela repleta de chicas! Pero lo que no saben es que la estancia en esta escuela no será tan agradable, y menos cuando sean encerrados en la prisión que esta tiene reservada para aquellos alumnos que incumplan algunas de las estrictas normas impuestas por el tiránico consejo estudiantil.

Prison school era junto a Love Hina uno de los mangas que estaba leyendo y podía acabar, y por fin lo he hecho. El planteamiento principal de la historia era fantástico, absurdo y con un potencial que fue exprimido al máximo. Una vez lo hizo, puede que se perdiese en algún momento, llegando a tener arcos que se alargaron demasiado, pero siempre con ese nivel de absurdo y ecchi desmesuradamente exagerado y grotesco que hacían de Prison school una gran comedia. No es un manga para todo el mundo, pero el argumento es original, y si te cae en gracia ese ecchi estúpidamente exagerado, entras en el juego constante de sinsentido y disfrutas de la comedia absurda, es probable que te guste. Personalmente, no me importó que se alargase ya que lo he tenido en pausa durante mucho tiempo, pero es probable que una lectura seguida no le sea muy favorable.

El libro de los insectos humanos (1970)

Título: Ningen Konchuuki

Autor/a: Osamu Tezuka

Géneros: seinen (+18), psicológico, misterio

Tomos: 1

Dije que mi primer contacto con Tezuka sería la antología que sacaría Planeta, pero al ver este tomo en la biblioteca de mí barrio no pude evitar hincarle el diente. La idea era empezar con las obras de Tezuka de su primera etapa, con la que ya alcanzó la fama y entre las que se encuentran algunas de sus obras más emblemáticas, pero El libro de los insectos humanos no es ninguna de esas. Esta pertenece a una etapa posterior, en la que dio un giro hacia el seinen y quiso atraer a un público más adulto. La protagonista de esta historia es Toshiko Tomura, una femme fatale de tomo y lomo. Se trata de una celebridad en el espacio cultural y social, de gran renombre literario y galardonada con prestigiosos premios. Además, no hay ámbito que se le escape, pues es también actriz, diseñadora e incluso futura arquitecta. Pero bajo toda esa genialidad se esconden turbios y oscuros secretos, y estará en las manos del lector adentrarse en este tomo para conocerlos.

A través de unas 360 páginas conoceremos al oscuro y perverso personaje de Toshiko Tomura, el cual desde luego esconde una faceta bastante distinta a la que tiene en diarios, televisión y radio. El argumento se estructura en 4 capítulos nombrados como insectos, y a través del enfoque de distintos personajes –víctimas- iremos viendo como Toshiko se va transformando y adaptando a sus presas. Ese es su verdadero talento, imitar las cualidades de otros aprovechándose de ellos y después desecharlos como un insecto cualquiera, casi como si absorbiese su misma esencia y alma. Puede que en algunos momentos la historia avance demasiado rápido, especialmente cuando las consecuencias de las actuaciones de la protagonista son muy graves. Por otro lado, eso nos permite ver más del personaje, disfrutar de una historia muy dinámica y ver más intensamente cuán devastadora es la protagonista y cómo va sembrando desgracia allá por donde pasa. Intrigante, con una gran protagonista e interesantes secundarios la he disfrutado mucho como primera obra de Tezuka y, aunque puede que no sea de la que más había escuchado, es un muy buen manga igualmente.

Aunque conocía perfectamente el estilo de dibujo de Tezuka, he de reconocer que al inicio de la obra me desencajaba bastante ese estilo más caricaturesco e “infantiloide” con el tono más serio y temas más bien oscuros de la historia. Conforme avanzaba me iba a acostumbrando y, aunque sigue sin pegarme demasiado en algunos momentos a este estilo de obra, al menos logra ofrecer unos diseños de personajes más vistosos y que encarnan muy bien la personalidad de cada uno de estos. Después tenemos algunas viñetas y composición de páginas que simplemente son una genialidad y que me hacen ver un poco el porqué del renombre de este autor.

 

Dos obras de Suehiro Maruo

Suehiro Maruo es una mangaka conocido por ser uno de los mayores exponentes del género “ero-guro”, término proveniente del inglés “erotic y grotesque” y que designa un tipo de obras que mezclan lo erótico y lo grotesco, como avispadamente habréis supuesto por esas complicadas palabras en inglés. Aparte de eso, no conocía mucho más la obra de este autor y no había leído nada, así que ahí van mis primeras impresiones de este mangaka con dos tomos que pude coger de la biblioteca de mí barrio.

Infierno embotellado (2010-12)

Infierno embotellado

Título: Binzume no Jigoku

Autor/a: Suehiro Maruo

Géneros: seinen (+18), psicológico, ero-guro

Tomos: 1

Compuesto por cuatro historias distintas, Infierno embotellado fue un tomo que me dejó bastante frío y que leí con bastante rapidez y decreciente interés conforme iba avanzando entre sus historias. La primera, que da nombre al tomo, fue seguramente la mejor, ya que logra un aura de tensión y cierto misterio que tenía su “qué”, pero poco más. La segunda, La tentación de San Agustín, era tan corta e insustancial y gratuita que probablemente la hacen la peor del tomo. Después tenemos Kogane-mochi y Pobre hermanita. Dos historias que, si bien no me aburrieron ya que ofrece impactantes imágenes, tampoco dejaron ningún poso en mí aún su dramatismo y la dureza de sus escenas.

En general en el tomo se expresa bien la tentación y la desgracia humana entre otros diversos pecados, pero no me acabaron de convencer ninguno de ellos. Probablemente el problema lo tengo en el dibujo, que si bien goza de un buen detallismo, este no me dice mucho y me parece algo falto de personalidad. Está bien hecho, sin más. Más allá de mostrar bien la expresión del personaje, el dibujo en sí tampoco tiene una gran expresividad. Para ser historias entre el horror y el drama, todo es muy claro y tampoco hay demasiada sombra. Otro aspecto que probablemente perjudicó en mí disfrute del tomo fue la brevedad de las historias, que hizo que pasase de una a otra como si nada. En resumen, ha sido un primer contacto con este autor bastante desafortunado y con el que no he encajado demasiado. El contenido explícito no lo menciono simplemente porque lo he tolerado y no ha sido precisamente lo que me ha perjudicado la lectura, pero quedáis avisados de que lo hay.

El monstruo de color rosa (1982) Abandonado a los dos capítulos

El monstruo de color rosa

 

Título: Barairo no Kaibutsu

Autor/a: Suehiro Maruo

Géneros: seinen (+18), psicológico, horror, ero-guro

Tomos: 1

Infierno embotellado me dejó con un cierto mal sabor de boca, de modo que tardé un tiempo en lanzarme a por el otro tomo de este mangaka. Leídos los dos primeros capítulos (El regreso del Dr. Caligari y La princesa caballero), que son bastante cortos, tuve suficiente. Me pareció totalmente gratuito y de mal gusto, de modo que rápidamente capté que no era el público para este tipo de obra. Puede que parcialmente fuese un error por mi parte el no predecir hasta qué punto el autor ahondaría respecto al “ero-guro”, cuyo nombre expresa bastante bien lo que uno puede esperar de una obra con ese contenido. Leídas esas dos cortas historias y hojeando un poco el tomo, ya vi que no necesitaba saber mucho más de este género, no al menos de las manos de Suehiro Maruo.

Lo único a lo que puedo comparar el contenido de esta obra (con algo que ya haya leído) es con las obras de Junji Ito. En algunos casos lo que presenta Ito es aún más gore  o explícito, pero como lo edulcor en cierto modo al presentarse como algo más fantástico y con un dibujo más expresivo y con estilo propio (menos realista que el dibujo de Maruo), se hace más digerible. Suehiro Maruo no hace eso, lo plasma tal cual y, además, no hay nada de fantasía, el horror que muestra podría ser real y es lo que lo hace más duro. Tampoco tiene porqué ser eso algo malo, pero he encontrado que todo ese horror, violencia y mezcla de lo erótico y grotesco y repugnante es presentado con una gratuidad que no me dice nada, más bien me produce rechazo.

 

Y hasta aquí esta primera entrada del reto manga! Espero que os haya gustado y que alguna de las obras que he mencionado os hayan despertado el interés. Como habréis visto, aparte de las obras que ya tenía empezadas, el resto eran tomos únicos, cual no significa que todas estas entradas vayan a centrarse en obras tan cortas. El caso es que si las obras son más largas es probable que merezcan más atención con una reseña, que es probablemente lo que haga con varias de las lecturas que planteé en la primera entrada del reto.

 

 

Anuncios

Primeras impresiones de “Cherry”

Ficha técnicaPortada Cherry

Título: Cherry

Autor: Eisaku Kubonouchi

Género: Slice of life, drama, comedia, romance

Año de publicación: 2006-2007

Volúmenes: 4 (acabada)

Editorial: Milky Way Ediciones

 

Sinopsis

Kaoru lleva una vida tranquila en un pueblo rural donde no hay nada de nada. ¡Pero un día conoce a una chica angelical que definirá su destino! No queda otra que salir pitando lo antes posible… ¡y escapar de esa situación junto a ella!

 

Impresiones

¿Qué pasaría si dos jóvenes pueblerinos se fugasen por amor de forma repentina a Tokyo? Esa es la historia que nos cuenta Cherry, de cómo el día de la boda por conveniencia de Fuko Tokiwa, Kaoru la rescata de su desdichado destino y sin pensárselo dos veces se plantan ambos en Tokyo sin plan alguno.

Kaoru, Cherry

La historia empieza de forma bastante cliché y poco original, aunque rápidamente pasa a la parte interesante, que es el momento en el que el par de tortolitos protagonistas se encuentran en Tokyo. El romance entre ambos es al más puro estilo Romeo y Julieta, flechazo adolescente alocado y con alocadas consecuencias. Una “niña bien” mimada desde pequeña y un chaval que no sabe qué hacer con su vida se encuentran de golpe en Tokyo, casi sin un duro y sin nadie conocido en el nuevo lugar en el que han decidido escapar de su vida pueblerina. Por suerte, rápidamente encontrarán a buena gente que les ayude, y que serán el plantel de secundarios que evitarán en primera instancia que la historia acabe en tragedia.

Yuko y Kaoru forman una pareja protagonista simpática, ambos bastante inocentes, enamoradizos y, porque no decirlo, algo tontitos. Aunque el primer tomo pasa de forma bastante ligera y llena de humor, seguramente en el segundo les llegarán las consecuencias de las malas decisiones que ya han cometido en sus primeros días en Tokyo, de modo que les esperan los primeros reveses de su fortuita huida a la gran ciudad y, esperemos, que a consecuencia de ello un buen y necesario desarrollo de personaje. Se supone que esta obra es también un drama, al menos según Milky way, de modo que no siempre debería quedarse en las risas y en la simple comedia romántica.

Vivir de golpe en la gran ciudad no será el único problema, pues además hay que tener en cuenta que Yuko abandonó su boda y plantó a su indeseado prometido, de modo que en algún momento de los siguientes 3 tomos también se tendrán que enfrentar a eso. De momento, ha sido una historia decente, puede que algo cliché al principio y con un romance poco pensado o insustancial, pero divertida y agradable de ver y leer. Por ahora le queda lo mejor, que es la superación de las dificultades de sobrevivir en Tokyo, así que a partir de aquí hay que esperar a que vaya mejorando.

Arte

Si algo me llamó la atención de esta obra fue sobre todo el precioso dibujo Eisaku Kubonouchi, que ya solo en la portada te llama a leer su manga con el bonito diseño de la protagonista femenina. El dibujo en general es agradable a la vista, con formas más bien suaves y redondeadas (especialmente en los personajes femeninos), y que quedan a disposición de la comedia para ser modificadas a voluntad para pasar a formas diferentes, ya sean más agresivas y toscas, o caricaturescas para enfatizar las escenas de humor.

 

El diseño de ambos protagonistas se adapta muy bien a todo tipo modificaciones en el dibujo según convenga en la escena, y las expresiones que hacen son la mar de divertidas y encantadoras. Yuko y Kaoru contrastan muy bien en diseño, él más macarrilla con su tupé rebelde y además pecas en la cara, y ella bien mona y fina, muy angelical, tal y como es descrita por el propio Kaoru. Del resto de personajes poco más a añadir, aparte de Aboro y Justice Yamada, dos vecinos de los protagonistas muy caricaturescos y estrambóticos.

 

Conclusiones

Slice of life romántico que de momento ha mostrado un tono más bien humorístico y ligero, pero que seguramente en un futuro ahonde un poco en sus personajes con el drama que supondrá a los protagonistas de pueblo tener que sobrevivir solos de golpe en la ciudad. Es una manga corto de solo 4 tomos, así que probablemente tampoco hay que esperar gran cosa de la historia o de los personajes (teniendo en cuenta lo leído hasta ahora), pero que puede estar bien mientras mantenga el nivel de entretenimiento y diversión con las aventuras y desventuras urbanas de esta alocada y rural pareja que forman Yuko y Kaoru.

Como es corta, el dibujo me gusta y los protagonistas me han caído bien, la compraré hasta el final. Su publicación es bimestral y este primero tomo salió a finales de julio, de modo que el siguiente debería ponerse a la venta en septiembre. Finalmente, decir que hace un tiempo que las editoriales españolas ofrecen el primer capítulo de sus mangas de forma gratuita en sus propias webs, y Milky Way ha hecho lo mismo con Cherry. 

Steel ball run y Jojolion, el JoJo del que no me enamoré

Se acabó la acción, la chispa, la gracia de las extrañas aventuras de la familia Joestar iniciadas con Phantom Blood y que acabaron con Stone Ocean.

El giro narrativo que dio Araki en Steel ball run, y que se mantiene en Jojolion, mató para mí aquello que me enamoró de la primera y original saga familiar de los Joestar. La fuerza, el dinamismo de la historia tan presentes en las dos primeras partes, ya perdieron algo de presencia en la estructura de las siguientes hasta la VI, debido a la clásica fórmula del monster of the week y, evidentemente, por la largada de sus historias. Es decir, que la historia va avanzando de enemigo en enemigo, mientras el argumento va avanzando poco a poco entre los distintos enfrentamientos y conflictos que se presentan a los protagonistas. Aún así, con la introducción de las stands se presentó un sistema de pelea curioso, novedoso y con un gran potencial y sinfín de posibilidades que se alargan y se siguen explotando durante la actual octava parte de Jojo.

Antes de meterme más de lleno en aquello que no me gusta del nuevo estilo de Araki me gustaría dar primero un repaso del estilo original de JJBA a través de cada una de las partes, para poder después ver más claramente porqué considero que la séptima y octava parte ya no son para mí el Jojo original, no solo en argumento, sino en esencia.

De Phantom Blood a Stone Ocean

Dio Brando y Jonathan Joestar

La historia empieza con Phantom Blood, una parte que podríamos considerar más un prólogo, una introducción de las bases de esta saga familiar, de la familiar Joestar y de su eterna enemistad con Dio iniciada en el siglo XIX y que vería su fin en el XXI. En Jonathan vemos un protagonista muy clásico, plano y simple, un gentleman al que tampoco le guardo mucho aprecio pero cuya escena final con Dio considero una de las mejores de la historia (y uno de los mejores finales) que empezó Araki en el 86. Puede que excesivamente corta, y por eso la considero más un prólogo. Después llegamos a la parte y el protagonista que me enamoraron: Battle Tendency y Joseph Joestar.

Battle tendency para mí tiene la mejor duración para el estilo que tiene JJBA. Ni demasiado corta como PB, ni demasiado larga como las partes posteriores. La largada perfecta para que todo lo absurdo y bizarro (adoptando su significado del inglés) quede concentrado en todas las páginas de la historia. Que Jojo se tome demasiado en serio durante muchas páginas es contraproducente, pues eso al final te lleva a replantearte lo estúpida y rocambolesca que puede llegar a ser esta historia. El frenesí de Battle tendency me encandiló por completo, y su fuerza me impulsó hasta leer Stone ocean.

A continuación llegaría Stardust Crusaders, que volvía a recuperar al archienemigo de los Joestar (Dio), y hacía crecer a un antiguo protagonista (Joseph) mientras los mezclaba con nuevos personajes como Polnareff o el icónico Jotaro (aunque su mejor papel no sería como protagonista en SC, sino como secundario en DiU y SO). Una parte muy simplona, con un protagonista algo flojo (teniendo en cuenta los secundarios), pero que al fin y al cabo introdujo las stands y solo por eso ya la hace destacar bastante. Por no olvidar enemigos secundarios icónicos como Daniel J. D’Arby o Vanilla Ice.

Diamond is Unbreakable manga

Diamond is Unbreakable tuvo a Josuke, una mezcla perfecta entre la gracia y carisma de Joseph y el poderío y porte serio de Jotaro. Tendría también a uno de los grandes secundarios con mejor evolución de Jojo: Koichi. Y como no, la introducción de un estilo muy distinto de villano que se había presentado hasta ahora en la historia: Kira Yoshikage. Todo ello mientras el mundo de las stands se expandía y se introducían misterios como los del arco y la flecha, que no serían resueltos hasta el final de la siguiente parte. Si me mantengo en mi preferencia por Battle Tendency es por su largada perfecta, pero DiU es también una de las grandes partes de esta historia, y cuya calidad contrastaría mucho con la siguiente parte.

Llegamos a Vento aureo, para mí la gran mancha negra de la primera saga familiar de los Joestar. Un arco que puede obviarse argumentalmente, pues se olvida rápidamente de la conexión con el resto de partes, y en el que Araki emplearía más a fondo el uso del flashback para definir a los personajes. Algo que se explotaría totalmente en SBR con Johnny, Gyro, Mr. Steel, a nivel argumental… Además, muchos diseños de personajes fueron bastante mediocres y feos, y en general los enemigos (especialmente Diavolo), eran una decepción tras otra. A excepción de Rissotto Nero, no hay enemigos icónicos o que aporten verdaderamente algo al gran imaginario de Jojo.

Vento aureo manga

La historia por suerte remontaría con el último arco, Stone Ocean, que gracias a la novedosa mayoría de personajes femeninos daría un soplo de aire fresco a ese mundo de machotes que había sido Jojo durante cinco arcos. La sombra de Dio seguiría pesando en la historia, dando una segunda vuelta de tuerca al personaje como alguien más reflexivo, calmado, pensativo y conspirador de un gran plan final que traspasará al villano principal al que se enfrentaría Jolyne: Enrico Pucci. Personalmente, recuperar a Dio de esta manera me pareció un error, e hizo que viese a Pucci como un esbirro más de Dio, y no como un villano autónomo. El contexto carcelario también supondría un acercamiento distinto y novedoso en el mundo de Jojo, y el inesperado y muy arriesgado final sería la guinda del pastel que fue esta historia. No había habido un final tan potente en Jojo desde Battle tendency. Muy potente y puede que insatisfactorio para algunos, pero le guardo mucho respeto a esta resolución final y me pareció original y más que decente debido al dramatismo que comporta.

Steel ball run y Jojolion

Steel ball run manga

Claramente, el final de Stone Ocean fue la excusa perfecta para renovar Jojo, y desde la perspectiva del conocimiento de SBR y JJL, uno se da cuenta de que ese final fue concebido principalmente para esa función. Después de 17 años publicando la historia de una misma saga familiar, Araki no decidió empezar algo totalmente nuevo, sino volver a empezarlo todo. Si bien al principio no fue así, durante la publicación de SBR se confirmó que esta formaba parte del canon de Jojo, aunque igualmente la base de las stands era lo mismo, así que seguía siendo en gran parte Jojo’s bizarre adventure. Ahora bien, las stands se mantenían, pero cambiaron totalmente dos elementos: el dibujo y la narrativa.

Como ya he dicho, en VA Araki hizo un mayor uso del flashback para definir a los personajes, algo que en el resto de partes se daría de forma eventual y de forma no muy extensa. En SBR y JJL, lo que en la quinta parte parecía una prueba, en estas ya se da de lleno. Especialmente en la séptima parte, tenemos flashbacks respecto al argumento y del extenso plantel de personajes: Johnny, Gyro, Diego, Mr. Steel, el presidente Valentine, Wekapipo… Eso no solo hizo que la parte se alargase, sino que además se ralentizase. Sí, Araki logró hacer lenta una historia que iba sobre una carrera de caballos (como contexto para el argumento verdadero). Vale que se trate de una carrera a lo largo del continente, y que los tramos finales de cada fase se vuelvan trepidantes, pero hay momentos en los que uno se olvida de que hay una carrera.

También cabe recordar que los capítulos se vuelven el doble de largos, y en Jojolion incluso duran algo más que eso. Eso puede parecer irrelevante si lo lees seguido, pero cada capítulo está concebido para ser leído primero (en SBR y JJL) mensualmente, de modo que no se puede mantener el mismo nivel de atención e impresión en 30-40 páginas, que en un capítulo semanal de entre 12 y 19. De este modo Jojo ya perdía esa capacidad de impresionar. Todos sabemos cuál es una de las maneras que usa Jojo para llamar la atención y tener ese toque especial: lo absurdo y raro, lo bizarre.

Jojolion portada manga

Ese elemento tan típico de Jojo tiene dos problemas en el estilo de las dos últimas partes: que se ve diluido en las 30-40 páginas que dura cada capítulo, y que después de seis partes ya no da la misma impresión. Ese absurdo, a veces grotesco, a veces divertido, no solo se da ahora en capítulos mucho más largos, sino que después de tantas historias diferentes de Jojo se hace repetitivo. No solo eso, y es que ha dejado de encajar en parte con el tono en el que son contados los dos últimos arcos de Jojo. La mayor presencia del misterio en el argumento, y el uso de flashbacks extensos que presentan personajes mucho más serios y que abrazan el drama de forma más acusada, hace que esas escenas bizarras pierdan en parte el efecto que tenían antes. Por ejemplo, Johnny y Jolyne son presentados de forma dramática, pero el trauma que define al protagonista de Steel ball run no es nada para tomarse a la ligera. El personaje es 100% dramático y eso se desprende de su persona a lo largo de la historia, pero en Jolyne es la justificación de que esté en la cárcel, y no define tanto al personaje. No se entiende el personaje de Johnny sin su pasado, en cambio de Jolyne podemos olvidar bastante el porqué está en la cárcel, que la historia y el personaje se mantendrían más o menos igual.

Johnny Joestar flashback

Con todo esto no es que quiera decir que Steel ball run o Johnny me parezcan malos en su concepción, pero se trata de un giro en el estilo de contar la historia que no es de lo que yo me enamoré en JJBA. Respecto al misterio, no es que no sea interesante, o que Araki no sea capaz de presentar una buena incógnita o mantener la tensión (al menos en SBR), pero veo las stands o el apellido Joestar, pero no la esencia de Jojo. Si el sistema del monster of the week fue el primer peso que frenó el dinamismo fantástico del que me enamoré en Battle tendency, Steel ball run y Jojolion son Coco Jumbo. Si queréis leer mi opinión más extensa sobre Jojolion, hice una entrada sobre ella cuando me puse al día.

Finalmente, el dibujo. No solo la forma de contar la historia es más lenta, formal y pausada, sino que a eso se le suma el dibujo, que aunque brillante y de gran técnica, ha perdido el gancho y la gracia dentro del más simple (comparado con el del último estilo), pero más personal y carismático de las partes IV, V y VI. El último estilo de dibujo de Araki ya solo se basa en un gran detalle, y lo encuentro falto de personalidad. Es algo que se nota sobre todo en las caras de los personajes, cuya estructura suele repetirse. Me parecen muy cuadriculadas, y especialmente en los personajes femeninos es bastante impropio (al menos para mí gusto). Desde luego el estilo nuevo de dibujo es adecuado para el modo de contar la historia de estos dos últimos arcos, pero en parte por eso tampoco me entusiasma demasiado.

 

Ponerme al día con Jojolion solo hizo que afianzase todo lo que pensaba sobre el nuevo estilo de Araki, y aunque tampoco puedo decir que me desagrade, pues sigue teniendo algo de ese Jojo del que me enamoré, ya no es lo mismo. Jojo ya no necesitaba más partes después de ese punto y final de Stone Ocean, y aunque lo que ya esté escrito y esté por venir pueda ser algo decente, es tirar de un chicle del que ya no necesitaba saborear más.

Un último comentario antes de acabar y que contiene algún spoiler de SBR y JJL en el párrafo siguiente después de la imagen. Una de las cosas que más me gustó de la saga Joestar original es la capacidad de ir renovándose en cada parte, pero que uno siente igualmente que todo forma parte de un mismo conjunto. Esto no se logra obviamente solo por las stands, sino sobre todo en la expansión del árbol genealógico Joestar. Precisamente, la parte que falla algo en eso es Vento aureo, que si bien tiene cierta gracia como el linaje Joestar se expande mezclándose con la sangre de Dio (con su cuerpo de Jonathan) y con su respectivo hijo Giorno, tampoco es exactamente lo mismo que el hilo: Jonathan-George II- Joseph (y su bastardo Josuke)-Holy-Jotaro-Jolyne. Cada parte renueva la mayoría del plantel de personajes, algo que permite que la historia se alargue sin parecer cargante, y así poder ir disfrutando de nuevas aventuras con distintos personajes, pero igualmente siempre con el Joestar presente que lo une todo. En ese aspecto Jojo me parece brillante y que Araki hizo un gran acierto (aunque no es algo que haya inventado él) al introducirlo en una historia del tipo del shonen de peleas .

Árbol genealógico Joestar

¿Qué ocurre en el nuevo linaje Joestar iniciado en SBR? Efectivamente, en JJL se confirma esa continuidad  del árbol genealógico, pero ya no es lo mismo. En este caso se han saltado varias generaciones y además el protagonista es alguien sin conciencia de su familia (durante gran parte de la historia), sin mencionar que su caso vuelve a ser algo parecido al de Dio y Giorno. Esa continuidad en la historia a través de la familia Joestar es algo que también se ha perdido en gran parte, y es algo en lo que vuelve a fallar el nuevo estilo de Araki respecto al Jojo original.

Fin de los spoilers!

Espero que os haya gustado esta entrada más larga de lo normal y que hago desde todo el aprecio del mundo que le tengo a este manga/ anime. Precisamente por lo mucho que me gusta la historia original de Jojo me molesta aún más lo que es ahora. En cómo se está alargando innecesariamente y cómo Araki básicamente está atrapado en una franquicia de los huevos de oro cómo a muchos otros autores les pasa.

Platinum End abandonado

Después de haber leído los 4 primeros volúmenes de Platinum End, he decidido abandonarla. El peso de expectativa que lleva encima el dúo Ohba-Obata es enorme, y es que Death Note no es una historia fácil de superar. Incluso Bakuman, siendo bastante tópica, fue igualmente disfrutable e interesante por como presentaba el mundo de la publicación del manga. Después tenemos Platinum End, una obra, en general, mediocre.

Pero dejemos de lado las otras obras de este dúo, que aquí venía a hablar de su última producción. El planteamiento de la historia ya de por sí no es especialmente impactante u original. Es el simple “unos cuantos elegidos se pegan entre todos y el que queda último en pie gana”. Simple pero con potencial a ofrecer una desarrollo interesante, como otras historias como Fate/Zero o películas como la de Los inmortales (Highlander). Pero que tiene, por ejemplo, Fate/ Zero, en comparación a Platinum End? Buenos personajes.

Como protagonista de esta historia de ángeles y peleas por convertirse en Dios, tenemos al típico adolescente con pasado dramático, y que por ello arrastra una apatía casi constante. No tiene porque darse, pero sí es su caso. No se introduce como alguien precisamente interesante, y su perfil no encaja para nada en el contexto de la batalla por convertirse en Dios. Es el típico moralista que no sale de sus casillas, y en el único momento en el que parece demostrar valor, esto le lleva a hacer algo estúpido y precipitado. Evidentemente, uno espera una evolución, y esto debe ser lo importante y lo que haga interesante al personaje, pero poco ha demostrado de eso en los cuatro primeros volúmenes (más allá de no querer intentar matarse, otra vez).

Platinum end Mirai Kakehashi
Japón, sé que te van mucho los traumas de infancia y eso, pero supera ya el arquetipo de Shinji

Por otro lado, tenemos al antagonista principal, Metropolitaman (Kanade Uryu), un personaje que en los 4 volúmenes leídos se ha mostrado bastante directo en sus intenciones: va a conseguir convertirse en Dios a costa de la muerte de toda la gente que haga falta. En general, los elegidos para esta batalla tienen en común una experiencia cercana a la muerte, ya sea con el suicidio o una enfermedad mortal. En el caso de Kanade Uryu esto se da con la muerte de su hermana, que da base a su personaje pues quiere convertirse en Dios para resucitarla. Desde luego, un personaje mucho más interesante que cualquiera de los “buenos”, y aunque poco sutil en sus actos, los espectáculos que suele montar para matar a los otros candidatos a Dios son entretenidos.

Finalmente, tenemos a los secundarios que acompañan a Mirai: otra estudiante, Saki, que intentó suicidarse por motivos que se cuentan en el cuarto volumen, y Mukaido, un hombre maduro con cáncer y el personaje que da más vida y gracia al grupo de protagonistas. La introducción de Mukaido en el grupo de protagonistas fue esencial, porque de no ser por él hubiese sido un muermo ver como dos adolescentes traumados no saben qué hacer al verse abocados en contra de su voluntad en una situación como la que se encuentran. Igualmente, el peso que debe cargar Mukaido es demasiado grande, y tanto Saki como Mirai son aburridos, sosos y poco interesantes. Estoy cansado de adolescentes traumados, inexpresivos y con la misma fuerza de voluntad que una piedra. También tenemos los personajes de los ángeles, que están bien, animan la escena y aportan diferentes puntos de vista de las situaciones, pero su posición es más de espectador y consejero, y tampoco actúan demasiado.

Platinum end, Mukaido y Kakehashi

Considero que los personajes no son lo suficientemente buenos como para cargar con la simpleza del argumento, pero si algo puede salvar este manga es el impresionante dibujo. Seguramente lo mejor que ha dado Obata, ya que el contexto más fantástico le permite ofrecer unos diseños más vistosos y unas escenas más impactantes y suculentas a la vista. Y eso que lo he leído online, porque en físico debe ser aún más impresionante y una delicia de ver. Pero claro, una delicia de ver, no de leer, de modo que si algo me compraría de Platinum End sería un artbook donde poder apreciar el dibujo de Obata en todo su esplendor y detalle, pero no el manga.

Con un arquetipo de protagonista muy manido ya y mal planteado, y con un argumento simple aunque con potencial (pero mal aprovechado), Platinum End es un manga que se aleja bastante de la calidad de las otras obras de Ohba y Obata, y que me apena calificar de mediocre. Al menos tiene un dibujo maravilloso, aunque nada más allá de ser simplemente muy detallado. Si queréis ver una obra similar miraos The Law of Ueki, que tiene el mismo argumento, pero los diferentes contendientes en la lucha para convertirse en Dios tienen poderes diferentes. Mucho menos dramática o intentando ser profunda presentando a un protagonista traumado y suicida, y desde luego más entretenida y buena.

Kosuke Ueki
Kosuke Ueki, cuyo poder de convertir la basura en árboles le convierte en un protagonista de shonen de peleas algo distinto.

¿Y qué tal Jojolion? Impresiones de la octava parte de JJBA

Esta entrada tendrá spoilers.

Después de una eternidad desde que la empecé, me he puesto al día con Jojolion, y cómo no, me siento obligado a hablar de esta octava parte de Jojo’s bizarre adventure. Primero de todo, decir que desde Steel ball run estoy bastante desencantado con el nuevo estilo narrativo de Araki, excesivamente diferente para mí gusto del de las 6 primeras partes. Pero eso es un tema a tratar en otra entrada. Aunque es importante para reflejar bien mis ideas, en esta entrada quiero centrarme solo en mis impresiones de los 64 capítulos que lleva Jojolion, la historia de misterio de la ciudad de Morioh 2.0.

El protagonista

Jousuke Jojolion

En esta octava parte el Jojo protagonista es, una vez más, bastante diferente del resto. Mientras que en las siete partes anteriores cada uno tenía su personalidad e identidad bien definida, en este caso tenemos a alguien sin memoria, que se presenta como una persona sin rumbo, sin identidad… en definitiva, es una carcasa vacía. Aunque toda la trama de la falta de identidad de Jousuke es interesante, desde otras historias como Kaiba me parece una elección de diseño bastante mala para un protagonista. ¿Cómo se define el personaje hasta que es revelada su historia? Pues en alguien totalmente vacío  que no le queda otra cosa que preguntarse quién es y simplemente ir dando tumbos buscando alguna pista sobre su verdadera identidad. ¿Quién es este chico al que le ponen el nombre de “Jousuke Higashikata”? Nadie. En este aspecto me parece uno de los jojos más flojos desde otros como Giorno Giovanna. Tanto su diseño, como el de su stand Soft and Wet, me gustan, pero ni él como personaje ni la habilidad de su stand me atraen demasiado.

Kira y Josefumi

Aunque la historia de Kira y Josefumi no me desagradó y estuvo bien para ir introduciendo el supuesto conflicto principal de esta parte (la planta rokakaka), para mí llega demasiado tarde como para que me importe ya lo que le pase a Jousuke. Han sido más de 40 capítulos de un protagonista vacío, de modo que no va a lograr hacer que me encariñe a estas alturas. Es entretenido de ver, al menos no es un aburrido como Giorno, pero no me despierta demasiado interés.

Un misterio muy misterioso

Familia Higashikata

Esta presentación de Jousuke ya es toda una declaración de intenciones al inicio de la historia, pues el género principal de Jojolion es el misterio. Todo él está envuelto de este, y no podemos fiarnos de la apariencia de nada de lo que se nos presenta. Y aquí llega uno de los problemas que he tenido a lo largo de la lectura (cuando lograba recoger ganas para retomarla). Todo es un misterio, nada es seguro, ni siquiera la dirección que pretende tomar Araki en cada capítulo que va dibujando y escribiendo. Aunque de tanto en tanto se dan respuestas, todo está envuelto en un aura de enigma y confusión que no parece ir a ningún sitio y, al menos a mí, me hace sentir totalmente perdido. Por ejemplo, todo el tema de los hombres de piedra no parece tener relevancia alguna, pues podrían ser stand users normales y la historia seguiría siendo la misma. ¿Acaso la planta rokakaka les vuelve normales? No parece haber ninguna relación entre estas extrañas personas (Tamaki Damo y compañía) y el tráfico de esta milagrosa planta de Nueva Guinea.

Si el tema de los hombres de piedra me molesta es porque en un punto de la historia fue presentado de muy mala manera. Es curioso, y al verlo por primera vez en Yotsuyu es toda una sorpresa, ¿pero cómo fue resuelto el misterio de su naturaleza? Con 3 páginas de exposición totalmente metidas con calzador como si de tres páginas de una enciclopedia se tratase. Interesante para el diseño de personajes, pero mal aprovechado y expuesto hasta la fecha. Espero que Araki se ponga las pilas con este tema y lo aproveche de verdad en… no sé, ¿el antagonista principal? Si es que lo tiene que haber.

Dolomiti y Blue Hawaii

Respecto a todo el tema del misterio solo quiero mencionar unos datos. Aunque Diamond is Unbreakable y Jojolion son de demografías diferentes, siendo DiU más shonen que el seinen que es Jojolion, atención a la diferencia de páginas: DiU tiene 174 capítulos de unas 10 páginas cada uno, siendo la historia de unas 1740 páginas en total; por otro lado, Jojolion lleva 64 capítulos, de unas 40 páginas (a veces 30, otras incluso 50), llegando a un total de 2560 páginas. Cuando Diamond ya ha acabado, Jojolion ni siquiera parece haber presentado su antagonista principal, no se sabe cuantas vueltas más puede dar la historia y ni se sabe si está cerca de su final. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que el misterio acaba cansando.

¿Y los antagonistas?

Damo Tamaki

Este es otro de los temas discutibles de la parte. El contexto de misterio y enigmático se construye a partir de todo un seguido de secundarios (principalmente, la familia Higashikata) en los que Jousuke no puede confiar. Esto es lo más cercano a un “enemigo” que se ha visto en la historia, pero básicamente por no saber si son “amigos”. Todo esto sería hasta la introducción de Yotsuyu y, sobretodo, del tema del tráfico de la rokakaka y la llegada de Tamaki Damo ¡en el capítulo 47! Es decir, cuando DiU ya habría acabado.

Joubin

Parece que ahora el papel de antagonista  le ha llegado el turno de tomarlo al hijo mayor Higashikata, Joubin, y a la mama Higashikata, Kaato. Esto es algo reciente, pues se ha visto en los últimos capítulos al contar el pasado de estos dos, y aquello que llevó a la cárcel a Kaato. Un flashback que me ha gustado bastante por el transfondo y la conexión que se establece entre madre e hijo, y que ha hecho que espere mucho de ellos. Especialmente de Kaato, una pseudoJolyne mayorcita. Junto a Tamaki Damo son los que parecen ostentar más el nombre de antagonistas principales, pues como ya he dicho, de momento ese es un título que no se había podido aplicar con seguridad a nadie.

Higashikata Kaato

¿Quién más puede ser enemigo? Según lo revelado por Dolomiti parece haber más gente relacionada con el tráfico de la rokakaka, algo que era de esperar, y en los cuales podríamos depositar la confianza de revelarse como LOS enemigos. Con esto el tema del antagonista ya me empieza a oler mal, y por desgracia preveo un fracaso como el de Diavolo en Vento aureo. Aparecerá el jefe final de la nada, soltará un flashback o discurso contando su historia para así justificar sus acciones, y Araki se quedará tan pancho.  Lo de Diavolo fue una desfachatez, pero aún puedo tener algo de esperanza en este aspecto con Jojolion dependiendo del “quién” y el “cómo” sea revelado todo. Si el enemigo principal no se ha visto ya, claro.

Conclusión de las impresiones

Sin ser una parte mala, ni algo tan decepcionante como Vento aureo, Jojolion reconfirma mi desencanto con el nuevo estilo de Araki y deja ver como Jojo es una historia que debe acabar ya. Para mí el verdadero Jojo’s bizarre adventure acabó con la historia de Jolyne en Stone Ocean, y lo que siguió fue querer estirar el chicle pero cambiándole un poco el sabor.

Solo contemplo un escenario en el que valga la pena haber seguido con la franquicia después del cambio de universo: que en algún punto la línea de sangre original Joestar, la que empezó con Jonathan Joestar, aparezca en el universo iniciado con Johnny Joestar. No es ninguna idea disparatada, pues no es algo imposible teniendo en cuenta el final de Stone Ocean o el poder de la stand de Funny Valentine, Dirty deeds done dirt cheap. Como jojo fan me apena haber escrito una entrada como esta, pero más lo hará la que haré sobre porque acabó jojo para mí con Stone Ocean. Espero que os haya gustado la entrada, que comentéis que os parece Jojolion y nos vemos en la siguente!

I like large fries, but not fried chicken!
No es el pizza mozzarella, pero me vale.

Review “Buenas noches, Punpun|| Tomos 2 y 3

Hace ya un tiempo que hice mis primeras impresiones sobre el primer tomo de “Buenas noches, Punpun”, y como es un manga que de momento me está gustando, me he propuesto ir haciendo las reviews de cada uno de los tomos que se vayan publicando en España (acabando probablemente con una reseña completa del manga). Todas las reviews contendrán spoilers de los tomos.

Esta vez os traigo la review de los tomos dos y tres, entre los cuales se produce un salto temporal. En el segundo tomo acabamos la historia de la infancia de Punpun, en la cual se producirá un suceso que afectará gravemente a la relación del depresivo protagonista con Aiko. No solo esto, sino que además Punpun deberá separarse de uno de sus mejores amigos: Harumin, que se traslada de casa y, de colegio. Entre sueños, recuerdos y lamentos Punpun sigue con sus divagaciones y dudas sobre la sexualidad, los problemas con la familia y su relación con Aiko. Todo ello representado en viñetas entre psicodélicas y oníricas.

dios-1

El momento más importante del segundo tomo y a partir del cual la relación entre la pareja protagonista quedará trastocada, se da cuando Punpun deja plantado a la niña de “manos blanditas y cálidas” de la que está enamorado. Punpun queda con Aiko, pero la madre de él tiene un accidente  y no puede asistir a su cita. Sin duda alguna ese plantón afecta mucho a Aiko, y aunque podría solucionarse con una simple explicación, Punpun es un niño inseguro, cerrado, tímido y miedoso, y la sola presencia de Aiko le deja casi atónito, así que no es capaz de hacerlo. Punpun ha traicionado a su querida Aiko, y le aterroriza como puede reaccionar ella. En vez de ocultarle lo ocurrido se lo calla y se cierra en banda con su sufrimiento, preocupación y temor.

punpun raiao-1
“Ha caído tan bajo que considera que estaría mejor muerto.”

En el último capítulo del segundo volumen se produce un salto temporal de 2 años, de modo que en estos dos primeros tomos hemos visto la infancia de Punpun, aquello que fundamentó lo que será su modo de ser durante su adolescencia y el inicio de su relación con Aiko. En estos dos años que han pasado Punpun no ha cruzado palabra con ella, pero aún así, sigue enamorado de ella.

Ya en el tercer tomo entramos en la adolescencia de los protagonistas. Han pasado dos años, y Aiko se ha echado novio (aunque Punpun no está muy seguro de ello). La atracción de Punpun ya incluye la sexualidad completamente, aunque su interacción con ella en dos años haya sido nula. Será interesante ver como desembocan todas esas emociones contenidas una vez Punpun se atreva a expresarse. Si es de forma positiva o negativa es algo que se verá en futuros tomos, pues en este los protagonistas solo cruzan miradas.

Aiko punpun

Durante este tercer tomo se producen diferentes encuentros entre Punpun y el novio de Aiko (Yaguchi) Las escenas entre ambos, desde la perspectiva del lector, son de lo más tensas y sufridas viendo el panorama en el que se encuentra Punpun. Mientras Yaguchi le cuenta sus preocupaciones sobre su relación con Aiko, el pobre y tímido protagonista se calla aquello que siente. Mientras tanto, se van entremezclando los pensamientos homicidas de Dios, los cuales me gusta pensar que son la expresión de los deseos más oscuros de Punpun. Ambos hablan alguna vez más, hasta que Punpun le confiesa a Yaguchi lo que siente por su novia. A partir de aquí se da inicio a una relación de amistad y rivalidad amorosa. Ambos saben que desean lo mismo, pero también quieren lo mejor para la persona a la que aman. La última escena entre ellos se cierra de una forma interesante: si Yaguchi gana un importante partido que jugará Aiko será para él, pero sino, Punpun tendrá vía libre.

img000002-1Al final del tercer tomo se profundiza en el personaje de Yuichi Onodera, el tío de Punpun. Personalmente, es uno de mis personajes favoritos, no solo por ser uno de los más divertidos, sino también por algunos de sus interesante pensamientos: “El amor es  como una droga que alivia el miedo a la soledad.” Una visión bastante pesimista, pero que a través de la cual el autor nos va dejando entrever una probable experiencia dramática del personaje que lo llevaría a pensar de esa forma.

Yuichi empieza a relacionarse con una camarera (Midori Ohkuma) de la cafetería que frecuenta, pero él rechaza de forma brusca todo tipo de sentimiento de atracción hacia ella. En el último capítulo, el propio Yuichi empieza a contar –por petición de Midori- el porqué de su rechazo. Hace cinco años el tío de Punpun tenía novia, un trabajo estable… una vida de “éxito”, pero en el fondo sentía que esta era de lo más monótona y anodina. Pero un buen día apareció ante él una joven estudiante de instituto que arrojaría algo de luz a su vida. El tomo acaba en medio del flashback en el que se cuenta esto, y lo último que sabemos sobre la relación de Yuichi con esa chica es que ella le pidió ayuda. Seguro que nada bueno ocurrió entre estos dos, y sea lo que sea que ocurriese, fue algo lo suficientemente importante como para cambiar la visión de Yuichi sobre el amor y la vida.

Y hasta aquí mi review sobre estos dos tomos de “Buenas noches, Punpun”. Dos tomos repletos de exploración y expresión de los sentimientos, con una forma y un dibujo impecable para hacerlo. Me gusta la gracia que tiene Inio Asano para plasmar sin ningún tipo de pudor y restricción aquello que sienten los personajes, y espero que siga así en futuros tomos.

Aiko1

Espero que os haya gustado esta entrada, y si queréis comentar algo sobre lo que he mencionado (o si se me ha pasado algo importante por alto) os invito a hacerlo.

Primeras impresiones “Soy Sakamoto, ¿por?|| Tomo 1

Ficha técnicasakamoto_1_medium

Título: Sakamoto desu ga? (Soy Sakamoto, ¿por?)

Autor: Nami Sano

Demografía: Seinen

Género: humor, escolar

Año de publicación: empezó su publicación en el 2011. La publicación española será bimestral, y empezó este mes de noviembre.

Volúmenes: 4

Editorial: Milky Way Ediciones

Sinopsis

Sakamoto es atractivo, elegante, buen estudiante, y todo, absolutamente todo, le sale bien. Tanta perfección despertará la envidia de algunos compañeros de clase, quienes intentarán dejarle en ridículo una y otra vez, pero Sakamoto siempre sale bien librado con su particular elegancia y ágiles movimientos, pero… ¿Quién es Sakamoto? ¿Alguien le conoce realmente? ¿Qué hay detrás de tanta perfección?

Opinión personal

“Soy Sakamoto, ¿por?” nos presenta un personaje protagonista de lo más peculiar. Como en otras historias, se trata de un personaje abusado y con el que se meten, pero en este caso no por ser débil, sino por ser absurdamente perfecto, elegante y agraciado. Con estas virtudes, Sakamoto será capaz de esquivar los diferentes abusos e insultos del que es objetivo de la manera más fabulosa y elegante posible.

soy sakamoto por

Respecto a la comedia, el chiste es el mismo durante todo el tomo –y seguramente así será durante el resto de la historia- pero cada momento al que se enfrenta el protagonista es diferente, y no solo se tratarán de ataques hacia su persona. Algunos intentarán aprovecharse de él, otros intentarán ser el que destaque más en la clase… Aunque lo más divertido es la perfecta pulcritud y elegancia con las que Sakamoto salva el momento. Personalmente, me ha divertido bastante, y al tratarse de una serie de solo 4 tomos no será demasiado pesado. Eso sí, si no eres muy fan del humor a la japonesa (normalmente, bastante absurdo) es probable que no te guste mucho.

soy sakamoto por 2

No tendría ningún problema si los cuatro tomos que conforman la serie fuese todo el rato de comedia, pero sí que me intriga saber el qué hay detrás de tanta perfección y finura. El dibujo es correcto, suficientemente bueno para un manga humorístico. De todo el tomo me quedo con dos momentos: el “bee quiet” y “Esto…un menú Bic  mac…Para beber, una Coca Cola. Y una sonrisa, para llevar, por favor.”

Se agradece que se traigan más mangas de comedia, pues no es un género del que se haya publicado demasiado en España (comparándolo con otros mangas de otros géneros). Solo hace falta ver cuantos mangas 100% de comedia se anunciaron en el salón del manga de Barcelona. En el fondo es comprensible, pues la comedia suele ser algo bastante propio de una cultura, y cada una tiene su estilo especial que puede no funcionar en otros sitios. Personalmente, disfruto de este estilo de humor, y este primer tomo de Sakamoto no ha estado nada mal.