Primeras impresiones animes verano 2019

Después de meses sin publicar nada vuelvo al blog con algo sencillito y que al ser una publicación temporal me obligue a retomar el ritmo de escribir sobre dibujitos. Las temporadas de invierno y primavera nos dejaron buenos títulos como Yakusoku no Neverland o Kaguya-sama y Kimetsu no Yaiba o Carole & Tuesday; pero nada aún lo suficientemente impresionante que grite “anime del año” (si no contamos con la segunda temporada de Mob psycho 100 o la segunda parte de la tercera de Shingeki no Kyogin). De estas rápidas menciones a lo más destacable de cada temporada sé que falta Sarazanmai, la cual abandoné al cuarto episodio, pero que intentaré ver ahora que ya terminó.

Con un vistazo general la temporada de verano tampoco parece que tenga nada muy llamativo, pero ya sabemos que siempre hay sorpresas, así que allá van las impresiones de los estrenos que captaron mínimamente mi interés.

Fire Force – 01

Empezamos las impresiones con uno de los estrenos con mayor renombre debido a su versión manga original. Desde que supe de su existencia no me interesó lo más mínimo, los diseños en general no destacaban nada y el planteamiento en sí tampoco tenía nada verdaderamente remarcable. Visto el primer episodio, ni siquiera la excelente animación del fuego y la acción en general suplen a un protagonista del montón y ya visto, y un planteamiento que, personalmente, no me llama la atención.

En un tiempo post Boku no hero que el gran sueño del protagonista de tu serie sea convertirse en héroe es un problema, y sólo hace que recordemos al bueno de Deku. Por otro lado, tenemos a Shinra, cuyo único carácter interesante es que saca fuego por los pies. Es un protagonista marcado por el drama, la culpabilidad y por ser señalado como demonio, tres elementos que no recuerdan absolutamente a ningún otro protagonista de shonen de peleas. Como presentación de protagonista me ha parecido francamente flojo, excesivamente poco original y carente de interés. De entre los secundarios hay alguno simpático, pero tampoco se ve demasiado de ellos en estos primeros minutos de una temporada de 48 capitulazos.

Del primer episodio sólo puede destacarse la animación, pues el elemento central de la serie, el fuego, está adecuadamente bien hecho. De la producción se encarga David Production, más conocidos por ser los autores de la adaptación de Jojo’s Bizarre Adventure, de modo que los fans de la serie no tendrían por qué temer posibles caídas en la calidad pese a la extensión de su emisión. Más allá de las impresionantes y fogosas escenas de acción, visualmente los trajes de bombero me parecen aburridos y la omnipresencia tanto de estos como del fuego pueden acabar haciéndose repetitivos y monótonos. La idea de que la gente entre en combustión y se convierta en monstruos de fuego –pese a que suena impresionante– no me llama lo suficiente como para que la continúe, y menos aún durante 48 capítulos. Tampoco entiendo los elementos religiosos, y aunque seguro que posteriormente se desarrollará y justificará su razón de ser, la mezcla con la temática de bomberos me da la sensación de un popurrí inconsistente y con poco sentido. En fin, muy flojo.

 

Araburu Kisetsu no Otome-domo yo – 01

Araburu

Sólo por su planteamiento Araburu ya llamaba la atención, especialmente en un medio en el que la sexualidad es usada como objeto para atraer al público masculino, y no para ser tratado de forma natural como tema como hace Araburu. Otras series como Oshiete! Galko-chan ya lo intentaron, aunque sino recuerdo mal tampoco de forma muy óptima. En este caso el tema se desarrollará a través del grupo de literatura formado únicamente por chicas (por desgracia), aunque seguramente e inevitablemente se tendrá en cuenta también la parte masculina.

Cada chica del grupo tiene distintas personalidades, como distintas parece que son y serán las formas en las que descubrirán y afrontaran la sexualidad. Por su primer episodio se descarta por completo el ecchi y cualquier tipo de escena explícita, lo cual me reconforta y a la vez hace que me interese cuan capaz será la historia de manejar estos temas prescindiendo de todo ello. Viendo que el tono es más bien cómico, inocente y con pequeñas trazas de drama, no parece que vaya a ser excesivamente difícil que no haya ningún tipo de escena picante, aunque no al menos que se muestre, pues puede haberla igualmente aunque no se vea. Un estreno fuera de lo normal, interesante y que esperaré con ganas semanalmente.

 

Dr. Stone – 01

Dr. Stone

El primer episodio de un anime como Dr. Stone es difícil de evaluar. Se trata de una serie repleta de misterios y evidentemente el primer capítulo no va a revelar demasiado de todo lo que esconde la historia. La humanidad se ha petrificado, y después de más de 3000 años nuestro (por ahora) par de protagonistas reviven por algún motivo también algo desconocido. Es difícil saber con lo visto por donde irá la historia, aunque los protagonistas parecen decididos a descubrir el origen de esta situación y revivir al resto de la humanidad.

Muy intrigante inicio y con un protagonista con mucha chulería. Me gusta la idea de tener que reconstruir la civilización desde cero, al menos en cuanto a capacidades, que no conocimiento, además de querer encontrar respuesta a todos los misterios que plantea la historia. Senkuu y Taiju pueden funcionar como dúo protagonista durante un tiempo, pero tampoco creo que mucho, así que espero que aparezcan otros humanos pronto.  Mi única queja es la tremenda flipada de que el protagonista sepa los años que se han pasado petrificados porque él estaba consciente contando. Muy innecesario y estúpido, ni me sirve para mostrar que es un genio, ni se justifica como información totalmente necesaria para ser revelada al público o conocida por los personajes.

¿Aparecerán enemigos? ¿Acaso hay de eso o la culpa de la petrificación de la humanidad no es de nadie en concreto? ¿Por qué los animales no se han petrificado, a excepción de los pájaros? Visualmente es consistente, no sabemos si habrá acción, de modo que de momento la animación simplemente ha cumplido. Mientras la intriga se mantenga viva y el desarrollo sea entretenido la veré.

 

Astra Lost in Space – 01

Correcto primer episodio pese a tener varias fallas. En un futuro no muy lejano el viaje espacial ya es posible, y un grupo de adolescentes se va de acampada durante cinco días a otro planeta. Debido a un misterioso accidente acaban perdidos a cinco mil años luz de su planeta natal, en el espacio y justo al lado de una nave sin tripulación.

Al igual que con D. Stone, Kanata no Astra empieza llena de misterio, pero con un plantel de personajes algo deficiente y repleto de arquetipos. Además, ha habido momentos del episodio que en favor del dramatismo y la emoción los personajes olvidaban cosas evidentes, para después informarnos que entre ellos hay un genio. Pese a todo ello el planteamiento me interesa, y ver cómo este grupo de adolescentes logra sobrevivir hasta salvarse e ir viendo qué encuentran durante su camino de vuelta puede ser entretenido. Espero que con el desarrollo de la historia los personajes también evolucionen, porque como inicio la gran mayoría son arquetipos con patas que no me despiertan ninguna simpatía ni interés.

 

Vinland Saga – 01, 02, 03

Me dejo para el final el que me ha parecido hasta el momento el mejor estreno de la temporada. ¡Vikingos! Diferentes bandas, antiguos y formidables guerreros, tierras de ensueño, aventura, guerra…Potente inicio para un anime con ambientación inusual y una venganza anunciada en la sinopsis aunque el fruto de su sentido aún no se haya dado.

Temía que la adaptación del manga original del 2005 (y que sigue publicándose) fuese algo regulero o con poco detalle en el dibujo, y si bien el dibujo del manga está por encima de la versión animada, esta se ve igualmente bien (pese a los breves segundos de cgi). Este estreno en tres episodios ha servido para ver las distintas bandas que protagonizarán de momento la historia, los intereses de cada una y los niveles de violencia que manejará la acción. Muy satisfecho con todo ello, el tono histórico e interesado por saber exactamente qué derroteros tomará la historia.

La sinopsis habla de una venganza por parte del crío protagonista (Thorfinn) por el asesinato de su padre (Thors), de modo que seguro se dará un salto temporal hasta ver a este con una edad suficiente como para ajustar cuentas a guerreros hechos y derechos. Viendo un poco el inicio del manga parece que la historia empieza ahí, y no como el anime, que presenta al padre vivo y el escenario que se da para que acaben asesinándole. Por ello tampoco estoy seguro de cómo irá la historia más allá del plan de venganza, pues tenemos también el conflicto que hay entre los vikingos, Inglaterra y los cristianos, además del tema de Vinland. De lo que sí estoy seguro es que estaré semanalmente esperando el capítulo, al menos mientras mantenga el nivel de calidad en la animación y el dibujo.

Given – 01

Given

Si algo bueno tiene un anime como Carole & Tuesday es que, pese a seguir manteniendo unas protagonistas adolescentes para un anime musical, la historia se aleja del usual ambiente estudiantil y se desarrolla ya con pretensiones reales de profesionalización (bolos, concursos, manager, videoclips…). En cambio, tenemos Given, que supone un paso atrás volviendo al instituto y a aspiraciones y temas de lo más manidos.

Sin ser nada desastroso pues el episodio ha tenido sus momentos divertidos, ni los personajes ni el planteamiento tienen nada nuevo ni que me llame especialmente la atención. Al menos parece que el grupo protagonista no pertenece a un club de música del instituto, lo cual dice algo a su favor, pero no lo suficiente. No significa que su historia no pueda avanzar hasta niveles más profesionales, pero si viendo ya que el protagonista no sabe ni tocar la guitarra… No la seguiré.

 

Joshikousei no Mudazukai – 01

Joshikousei no Mudazukai

Un primer episodio simpático. La primera parte solo lograba sacarme una sonrisilla, pero cuando la protagonista ha empezado a imaginar estúpidos e idílicos escenarios de encuentros románticos con chicos, sí ha conseguido hacerme reír. Se trata básicamente de un anime de instituto al uso, pero cuyo tema es en sí mismo ser un anime de instituto. El sueño de pequeña de la protagonista era ser una gran estudiante de instituto, especialmente en lo referente a ser popular con los chicos, y parece que parte de la comedia de la serie irá alrededor de los elementos que conformarían la vida en esta etapa de la vida, ya sean las relaciones amorosas, los motes y seguro muchos otros más que se presentaran en un futuro. Si mantiene el nivel de comedia la seguiré.

 

Dumbbell Nan Kilo Moteru – 01

Dumbbell Nan Kilo Moteru

Un primer capítulo decente para esta comedia centrada en los esfuerzos de varias chicas de instituto por conseguir un buen cuerpo en el gimnasio. Pese al fanservice (que forma parte de la comedia en parte) las distintas bromas centradas sobre todo en la hipermusculatura de algunos personajes han tenido su gracia, aunque ya veremos cuanto puede repetirse el chiste. De momento no puede competir como comedia contra Araburu, pero puede ser una buena segunda opción si la primera no te convence, además de estar también protagonizada por chicas de instituto como otros estrenos de la temporada. ¿Dónde están los herederos de Danshi Koukosei no Nichijou? Desde la primera temporada de Osomatsu que no hay una buena comedia protagonizada por chicos, ¿no? Temo que se haga repetitiva y que los personajes no puedan cargar con ella, pero de momento la seguiré.

 

Conclusiones

Iba a comentar también Nakanohito Genome [Jikkyouchuu], pero después de pocos minutos he considerado que no merecía ningún esfuerzo ni tiempo comentarla. Acabado el repaso de los distintos estrenos que me interesaban recomiendo encarecidamente ver Vinland Saga y dar una oportunidad a Araburu. Del resto de estrenos no puedo estar tan seguro, ya que no me gusta demasiado el tono que adopta Dr. Stone (reafirmado en su segundo capítulo) y Astra ha repetido algunos fallos de su primer episodio, aunque sigue manteniendo mi interés. Pocas sorpresas de momento, mantiene la tónica de un año que aún no me ha encandilado demasiado con lo que ha ofrecido pese a sí ofrecer buen entretenimiento con Kimetsu no Yaiba, Carole & Tuesday, Yakusoku no Neverland o Kaguya-sama. 

 

Animes que seguiré

  • Araburu Kisetsu no Otome-domo yo
  • Dr. Stone
  • Vinland Saga

 

Animes que no sé si seguiré hasta el final

  • Astra Lost in Space
  • Joshikousei no Mudazukai
  • Dumbbell Nan Kilo Moteru

 

Animes abandonados

  • Fire Force
  • Given
Anuncios

Cuatro años viendo animes de temporada, parte 1

Agotamiento, eso es lo que siento con el seguimiento de los animes de temporada. Este próximo invierno hará 4 años que sigo el ciclo sin fin de los animes de temporada, recordando perfectamente cuál fue con el que di el pistoletazo de salida: Noragami (2014, primera temporada). La expresión no es gratuita, pues seguir animes de temporada a lo largo de los meses y años es en cierto modo una carrera de fondo. Una carrera de fondo que he alargado demasiado.

A este agotamiento en mi caso debo añadirle un enorme peso más, y es el de tener un blog en el que temporada tras temporada hacía un repaso a los estrenos (solo a partir de la primavera de 2015). Primeras impresiones, impresiones a mitad de temporada y, finalmente, las impresiones finales. Conforme avanzaba el tiempo y el cansancio dejé de hacer las impresiones de mitad de temporada, ya que la mayoría de animes que se estrenan tampoco merecen tanta atención y comentario detallado. Verdaderamente, con el tiempo traicioné el espíritu original con el que hacía este tipo de impresiones, ya que al inicio pretendía hacerlas de un modo más desenfadado, directo y pseudohumorístico con lo que decía para hacerlas más entretenidas (y ligeras de escribir, para que mentir). Simplemente, lo dejé de hacer, convirtiéndose en entradas mucho más pesadas de escribir.

El hecho de hacer las impresiones de temporada me ha llevado además a ser un poco más generoso con los estrenos a los que iba a darle al menos una oportunidad, pues siempre hay sorpresas entre las excesivamente cargadas temporadas. Es decir, que he ido soportando más estrenos nefastos de los que haría normalmente. Tiempo después de dejar de hacer las entradas de mitad de temporada acabé dando con otra solución para paliar el agotamiento de esta carrera de fondo: dejar de seguirlo todo semanalmente. Decidí ver semanalmente solo los animes que verdaderamente disfrutaba y notaba que la espera semanal se me hacía larga. ¡Ay qué buena la emoción de saber que queda poco para que salga el episodio!

Uno de los motivos por los que también dejé de seguir todos los animes de temporada que me llamaban mínimamente la atención fue porque a lo largo de la semana me acababan quitando mucho tiempo. De entre la ingente cantidad de estrenos la gran mayoría son series entre mediocres (para expresarlo numéricamente, de 5 y poco más), normales (sobre el 6) y a partir de ahí están las “excepciones”. Porque sí, lo bueno de verdad en los estrenos de temporada son excepciones. ¿Para qué perder el tiempo en animes insulsos y que apenas te aportan nada?

Muchas veces en las primeras impresiones y las otras entradas de repasos de temporada me he quejado de un aspecto en concreto de los animes vistos: que no tienen personalidad. Es algo que suelo repetir y para mí motivo más que suficiente para dejar de ver una serie. ¿Qué quiero decir con que un anime no tiene personalidad? Esa personalidad que reclamo en lo que veo es ese aspecto característico que hace brillar a la serie, ese “algo” que te hace seguirla con verdadero interés, y no por inercia, como pasa a veces con los animes de temporada. Esa “personalidad” puede recaer en apartados diferentes, ya sea el estilo del dibujo (ACCA, Jojo, los animes de Trigger, animes dirigidos por Masaaki Yuasa…), el diseño de personajes, la animación la banda sonora y, lo más obvio, el propio argumento o los personajes en sí mismos. Los más evidentes son los dos últimos, aunque si el resto de apartados son muy deficientes pueden suponer un peso demasiado grande para seguir el anime solo por su argumento o personajes. En imagen real una serie puede tener una historia interesante y buena, pero si los actores son nefastos uno puede plantearse dejar de verla.

¿Qué ocurre con la mayoría de estrenos de cada temporada? Normalmente estos solo suelen reunir un solo aspecto que puede hacerlos especiales, mientras que el resto son deficientes y hacen que la serie se quede entre mediocre y regular. Quiero pensar que a esta desgana por los estrenos de temporada también recae en que desde el 2014 he visto bastantes animes (algunos seguramente de lo mejor de su género) haciendo que cuasi la mayoría de estrenos nuevos que se le parezcan no me digan nada. Uno tiene ya algo de bagaje, y estos ojos ya no están para milongas. ¿Con qué ojos veo un nuevo anime de fantasía y aventuras después de haber visto Katanagatari o Slayers? ¿Con qué ojos veo un nuevo spokon después de haber visto Hajime no Ippo? Exacto, encontrando cosas como Ping pong The animation.

Por supuesto que no todo es malo en los animes de temporada, pero el problema está en que encontrar lo bueno y especial supone un gran esfuerzo y un extenuante proceso de rebuscar entre la mediocridad absoluta a lo largo de los meses e incluso años. ¿Ha salido algo a la altura de Haikyuu o Ping pong the animation (ambos del 2014) en el género desde sus respectivos estrenos originales? El spokon es seguramente uno de los géneros más afectados, aunque el romance tampoco se queda corto. La acción y la comedia en general quedan más bien paradas, pues al menos una vez al año sale algo verdaderamente bueno: Kill la Kill (2013-14) o One Punch man o Mob Psycho (2015 y 2016, respectivamente); o Gekkan Shoujo Nozaki-kun y Gugure! Kokkuri-san (2014), Prison school y Osomatsu-san (2015), Konosuba (2016). Pero claro, estamos hablando de uno o dos títulos entre decenas y decenas y decenas de estrenos a lo largo de las cuatro estaciones del año. ¿Cómo comparo el drama de Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu con el melodrama adolescente barato de turno?

 

¿Qué quiero decir con todo esto? Después de 4 años de estar en esta afición no sigo en ella para ver mediocridades ni series que voy a olvidar entre capítulo y capítulo de su emisión misma. Quiero ver series que tengan gancho, que algún apartado suyo brille lo suficiente como para quedarse en mi memoria durante un buen tiempo. Ni si quiera hablo de clásicos modernos, de esos salen pocos y pueden pasar años para ello. Cosas como Ping pong The animation son únicas, por no decir que además este era la adaptación de un manga y no una producción original. Hablando de producciones originales, ¿ha habido alguna la altura de Kill la Kill desde el estreno de esta? Claro, Little Witch Academia, pero parece que no podemos salir de Trigger si queremos ver un anime que no sea una adaptación y además bueno. Aunque parece que ya ni en Trigger puede confiarse… Death Parade (2015) estuvo bastante bien, e incluso Punchline (2015), pero repito, unos pocos entre multitud de mediocridad.

Otro detalle que querría destacar es que después de todas las temporadas vistas desde el 2014 me di cuenta de una cosa: uno soporta mejor un anime mediocre conforme se está emitiendo que al verlo del tirón. En realidad es algo bastante evidente, y es que los defectos de una serie salen a relucir mucho más cuando ves 3 capítulos seguidos que en 15-20 minutos a la semana. Es por ello también que dejé de seguir todos los animes que pasaban de las primeras impresiones, a excepción de solo aquello que verdaderamente tuviese algo especial. A veces por mantener la esperanza del “ya mejorará” o por disfrutar simplemente de un par de personajes, uno acaba perdiendo innecesariamente el tiempo en animes que verdaderamente no valen la pena o la cantidad de tiempo que se les requiere para verlos completos.

Como primera conclusión después de todo lo mencionado decir que de momento no volveré a hacer entradas de impresiones de temporada. Seguir haciéndolo solo sería contraproducente para mi disfrute de esta afición. Además, este año estoy en mi último curso de la carrera, así que tampoco puedo dedicarle mucho tiempo al blog. Eso no significa que deje de escribir, y seguramente haga un repaso de los animes del año, pero desde luego no perderé el tiempo en 10 animes por estación ni malgastaré teclado en hablar sobre ellos. De todas maneras, y para no terminar con bajona, he dicho que no todo es malo en el seguimiento de los animes de temporada, pero para no alargar más la entrada prefiero dejar la parte optimista (entre otros temas) para una segunda parte y así no dar más la tabarra. ¡Hasta la siguiente!