Slayers|| Aventura, fantasía y magia, mucha magia

Ficha técnica

Slayers

Título: Slayers, Slayers Next, Slayers Try, Slayers Revolution, Slayers Evolution-R

Género: aventura, fantasía, comedia

Estudio: E&G Films (tres primeras temporadas, que adaptan las novelas) y J.C. Staff en las dos últimas (que son de contenido original)

Año de emisión: 1995-97 y 2008-09

Episodios: 104, divididos en 5 temporadas.

Novela: 15 novelas adaptadas parcialmente

Sinopsis

Reena Inverse es una orgullosa y ambiciosa maga, el terror de los bandidos y siempre en busca de riqueza y fama. Durante sus travesía se encontrará con Gaudy, un guerrero con una poderosa espada que llamará la atención de Reena. En un primer momento se juntarán de forma momentánea, pero con el tiempo irán congeniando y viviendo múltiples aventuras junto a otros viajeros y poderosos amigos y aliados.

Opinión personal

Argumento

Slayers nos cuenta las aventuras de Reena Inverse, una famosa, poderosa y autoproclamada bella maga que se dedica a vagar por el mundo tomando las riquezas de bandidos. A lo largo de sus travesías por un mundo lleno de demonios, dragones, peces hombre y diversos seres mágicos más, Reena irá contando con nuevos compañeros de viaje, como Gaudy Gabriev o Amelia. Las tres primeras temporadas, de 26 capítulos cada una, adaptan parte de las novelas originales y presentan una aventura diferente cada una. Las dos últimas, de 13 episodios cada una (más modernas y del 2008-2009), no siguen las novelas y están conectadas entre ellas.

Si algo he de recomendar y resaltar de este clásico de los 90 son precisamente las temporadas que pertenecen a esa década. Son las temporadas que presentan unas aventuras más potentes e interesantes. La primera temporada puede parecer la más floja, pero solo porque está empezando a arrancar y el grupo protagonista se está formando y empezando a congeniar. Aunque eso no significa que no de un buen y épico final, como lo hacen las dos siguientes temporadas. En Slayers Next y Slayers Try el grupo protagonista ya se completa y entonces es cuando las distintas aventuras van rodadas y pueden disfrutarse más. No es una serie muy compleja, las historias suelen ir entorno a un objeto mágico ancestral, o algún monstruo o ser legendario de nombre rimbombante cuyo despertar supondría un gran peligro (muy al estilo Dungeons and Dragons). La gracia en sí de Slayers está en cómo los protagonistas acaban con los conflictos a los que se enfrentan, mientras todo es presentado mayoritariamente de forma humorística, riéndose un poco del género mismo, aunque también tiene sus momentos de tomarse en serio. Suele saltar entre esos dos estilos sin que se lleguen a estorbar o sea contraproducente (algo parecido a lo que hace Gintama).

La cuarta temporada, Slayers Revolution, es algo más floja debido a una falta de unos antagonistas decentes, pues los que hay no pasan del nivel de secundario que estorba y no supone ningún peligro. Slayers Evolution-R tiene el problema que da demasiadas vueltas y presenta aventuras algo intrascendentes, y hasta muy al final no remonta. No solo eso, sino que remonta tirando de nostalgia con temas de temporadas anteriores, y aunque no puedo negar que me hizo gracia volver a ver a cierto personaje, no puedo evitar darme cuenta del truco que hacen al no adaptar las novelas originales. Las disfruté también, pero puede que no tanto como las temporadas de los 90.

Slayers

Como conclusión respecto al apartado del argumento, decir que Slayers logra mostrar un entretenido  mundo mágico lleno de leyendas, seres místicos, guerras ancestrales… Y unas divertidas y épicas aventuras que siguen todos esos temas. Es simplona y podría hacerse repetitiva (ya que no es precisamente corta), todo depende del espectador y de lo que lleguen a gustar los personajes.

Personajes

Todas esas aventuras no serían nada sin el fantástico elenco de protagonistas: Reena, Gaudy, Amelia y Zelgadis. Un poderosa maga engreída, un guerrero con un deficiente coeficiente intelectual, una maga/ princesa obsesionada con repartir justicia y paz allá donde va y un mago/ guerrero que fue maldito con ser medio hombre y medio golem. El punto fuerte de Slayers es como estos personajes tan distintos van interactuando durante los viajes y combates a los que les llevan las distintas aventuras.  Reena, Gaudy y Amelia siempre dan el punto más humorístico, mientras que Zelgadis es de los pocos que suele mantener una postura seria que contrasta con sus compañeros de viaje (también es el personaje más dramático).

Después tenemos a distintos secundarios que van apareciendo y desapareciendo de escena, especialmente Xellos, un tipo de lo más misterioso y cuyas motivaciones suelen restar en secreto. ¿Amigo? ¿Enemigo? Quién sabe. Ese es el más destacable, pues después cada temporada tiene a sus secundarios particulares que no aparecen en el resto de la serie. Respecto a los enemigos, hay muchos de secundarios que no tienen nada que hacer contra Reena y son más usados como broma y títeres ante el gran poder de la protagonista. Cada temporada tiene a su gran villano final, el que supone un verdadero peligro y en general cumplen bien su papel de malo malísimo clásico. El sacerdote rojo Rezo, de la primera temporada, es probablemente el más memorable y con más gracia (sobre todo por la canción que suena cuando está en escena), al contrario que el resto, que son bastante simples.

 

Arte y animación

Las tres primeras temporadas tienen más de 20 años, así que uno tiene que tener en cuenta eso antes de ponerse a verlas. Personalmente, no suelo tener problemas con la animación antigua, y por suerte además el estilo de dibujo noventero me gusta bastante. Un estilo muy exagerado, estilizado y característico, con ojos bien grandes y peinados imposibles. El diseño de Reena me parece especialmente bueno, con esa gran capa (de las que ya se ven poco), las innecesariamente grandes hombreras, las distintas joyas mágicas y su gran melena pelirroja.

Otro de los problemas que le veo a las dos últimas temporadas es que aunque siguen el estilo de dibujo de los noventa, este se ve algo más infantil y personalmente eso no me gustó mucho. No está mal ver a los personajes en colores más vivos, con las animaciones más modernas que mejoran sobre todo el aspecto de la magia, pero esa infantilización general me defraudó un poco y para mí quitó algo del espíritu de la serie original. Suficiente en broma se suele tomar, como para encima hacer que el dibujo se vea algo infantil. En parte por ello las dos últimas temporadas son más flojas que las tres primeras originales con su encanto noventero.

 

 

OST, openings y endings

Empecé Slayers por su segundo opening, Give a reason. Simplemente, me enamoró la fuerza que tenía y lo adecuado que era para presentar una serie de aventuras y fantasía. Los otros cuatro están cantados también por la que es la seiyuu de Reena (Megumi Hayashibara), y todos ellos siguen un mismo estilo que presenta igualmente bien la historia. Una de las pocas series largas de las que todos sus openings me gustan. Los endings, como suele ocurrir, suelen ser más calmados, aunque siguen más o menos la línea de estilo de los openings.

Respecto a la banda sonora, hay diversos temas que se van repitiendo a lo largo de las 5 temporadas que acompañan bien los momentos de acción, de presentar al villano de turno (Rezo theme, el mejor en este sentido), momentos de tranquilidad o humor o de lanzar el hechizo final que derrotará al malo malísimo (Dragon slave theme): Breathless fighting scene, Thus a brave man departed, An account of being on the road, Heroic action needed, Victory is for me!, Gaudy the warrior… Nada espectacular, pero decente.

 

Conclusión

Un clásico del anime de los 90 que cualquier fan de las series de aventuras y fantasía disfrutará. Te ha de gustar ese estilo de serie especialmente, porque no va mucho más allá. El punto de humor de reírse de ella misma no me lo esperaba y la verdad es que se volvió uno de los elementos de la serie que más me gustaron. Recomiendo especialmente las tres primeras temporadas de los 90, pues son las que guardaré con más cariño en la memoria y las que seguramente algún día sí volveré a ver. Es una serie que cuenta con múltiples OVA’s y películas que, aunque no he visto, seguro lo haré en algún momento y probablemente estarán en la línea de calidad de las primeras temporadas.

Slayers

NOTA: 8

 

Anuncios

Pop Team Epic y el arte de la comedia absurda

En la entrada de esta semana toca hablar de uno de los estrenos más relevantes de la temporada de invierno: Poputepipikku. Pop Team Epic es una comedia basada en un manga del mismo nombre. Este empezó a publicarse en 2014 y es un 4-koma, es decir, que sus historias (en este caso de humor) se constituyen por 4 viñetas. En el anime hay muchas otras series que están basadas en este tipo de mangas, como Lucky Star o Azumanga Daioh. Pero, al contrario de estas, Pop Team Epic conserva bastante la estructura narrativa del material original, ya que no presenta esos gags hilados con una historia más completa, sino que se expresa directamente como una antología. Tampoco es el único en haber hecho esto, el año pasado ya tuvimos otros como Aho girl o Tsurezure Children. Pero está claro que Pop Team Epic ha hecho algo diferente para tener la popularidad que ha logrado. Para descubrir qué, vamos a analizar el tipo de comedia que maneja y cómo la maneja.

Uno de los tipos de gags más destacables son aquellos que se basan en la referencia a la cultura popular, a los videojuegos o el mundo otaku, ya sea los guiños a videojuegos como el de Pokémon en el séptimo episodio, o el de Your Name o Mi vecino Totoro en el primero. Estos gags podemos reunirlos con los gags de la vida cotidiana, como el del futón que atrapa a Popuko para que siga durmiendo (cambiemos futón por sábanas y ya lo tenemos hecho). Podemos reunirlos en el sentido de ser los más facilones y con los que la serie conecta de forma más rápida con mucho público: “jaja, he cogido la referencia” o “jaja, a mí también es como si me ocurriese eso”. O te sientes identificado o te sientes especial por entender un guiño y ver eso en personajes diferentes.

Esos son los más notables y mayores responsables de haber hecho popular la serie,  pero esta no se queda ahí. Después tenemos aquellos que se basan más en la pura comedia absurda (también pueden hacerlo esos otros). De entre estos algunos lo hacen contando una historia usualmente protagonizada por versiones de Pipimi y Popuko, o la grotesca Bob Epic Team. Muchas veces recurren a un estilo de comedia muy apropiado y pertinente al 4-koma, que es el de hacer un giro absurdo. Es decir, primero se hace un planteamiento evidente, ante esta premisa el espectador se imagina un desarrollo o conclusión lógica, y después resulta dar un giro violento e inesperado que provoca sorpresa y gracia. Ejemplo:

Pop Team Epic
Premisa: Popuko toca una especie de xilófono, sin más. La tercera viñeta produce una cierta confusión, no sabemos hacia dónde va y rompe progresivamente con la premisa. Finalmente, la cuarta nos lleva a una conclusión sin sentido y totalmente inesperada.

Todos estos gags forman con cada capítulo un conjunto  que pueden o no hacer gracia y por ello suelen ser cortos, por sí uno no la hace que la espera para el siguiente no sea pesada. En general la serie suele ser estúpida y absurda, muchas veces lejos de un humor inteligente o incluso con gusto, haciendo peligrar que esta no funcione (incluso con el colchón de la comedia facilona que he mencionado). El secreto de la buena comedia absurda es saber integrar su estupidez e irrealidad en un contexto lógico e hilar bien todo su humor, aparentemente sin lógica alguna. Irónicamente, y por contradictorio que parezca, cuanto más lógica es la comedia absurda mejor funciona, porque si no es un torrente de bromas sin ton ni son. ¿Por qué funciona –por ejemplo- tan brillantemente Bobobobobobobo? Porque la serie plantea un mundo de por sí sin sentido, con un argumento igualmente estúpido y, que si aceptas desde buen principio como válido para seguir viendo, ya has entrado en un cierto juego que los personajes irán moviendo. Entonces, ¿qué es lo que hace consistente a Pop Team Epic? Pues lo único que suelen compartir todos los gags: Popuko y Pipimi.

El opening lo muestra claramente, Popuko y Pipimi funcionan como dos actrices que van tomando diferentes papeles a lo largo de buena parte de los gags presentados. El diseño de ambas es también parte del éxito, pues se presentan como el clásico dúo cómico del gordo y el flaco, el alto y el bajito, pero materializado en dos colegialas gamberras que te hacen cortes de mangas. Simples, fáciles de reconocer y atractivas a la vista. Todo ello hace que sea cual sea el papel que interpreten, y por horrenda que sea la forma que tomen (Bob Epic Team), verás siempre a la bajita con coletas y a la alta con una larga cabellera lisa. Aunque en parte eso funciona para hilar los gags, he de reconocer que es un hilo bastante débil, y que en ese sentido Pop Team Epic lleva peor su coherencia comparándola con otras series de humor más tirando a absurdo.

Otro de los puntos del éxito de Pop Team Epic está en su variedad de estilos. Desde los gags con videojuegos 8bits, los que siguen el estilo de dibujo del manga, el Bob Epic Team (que son igualmente adaptaciones del manga), los de cocina… Todos ellos hacen que cada episodio se vuelva muy variopinto y que nos llame la atención por el simple hecho de ir cambiando de gag a gag su estilo de dibujo y, consecuentemente, de efecto humorístico. Pero hay dos en concreto que quiero pararme a comentar, siendo el primero uno de mis favoritos: Japon Mignon.

Conocer la historia detrás de Japon Mignon lo hacen más divertido aún. Resulta que el muchacho francés (Thibault Tresca) que aparece introduciendo la sección es el creador en sí del gag, guión y animación. Trabaja en el estudio Kamikaze Douga y no sabe japonés, comunicándose entonces en inglés. Al estudio le pareció gracioso que se encargase de hacer un sketch en base al manga (que no entendería), y así acabó haciendo lo que le viene en gana convirtiendo a Popuko y Pipimi en turistas en Francia en gags sobre franceses. Si esto de por sí ya es brillante, el uso que se hace de esta sección en la doble emisión ya lo remata. En la primera emisión Japon Mignon está sin subtítulos, dejando al espectador en el mismo lugar que Thibault delante del manga: sin entender nada. Entonces, en la segunda parte –ahora ya con subtítulos- podemos al menos saber qué se está diciendo en francés, aunque acabando la mayoría de veces sin entenderlo tampoco ya que son bromas particulares del país. Y aún así, me sigue pareciendo una de las mejores ideas que han salido de esta comedia. Thibault tiene un canal de youtube en el que se pueden ver varias animaciones suyas.

El otro gag digno de mención es el de Bob Epic Team. El modo de actuar de las protagonistas (especialmente Popuko) ya de por sí subvierte la imagen de la angelical y adorable colegiala japonesa, pero estos gags van más allá con su estilo de dibujo sumamente feísta y horrendo. Personalmente, me parece incluso ofensivo en algunos momentos y no puedo sacarme de la cabeza esas bocas.  Como ya habréis notado a estas alturas de la serie, este gag es el único que ha mantenido sus voces cuando se ha dado, y es que están hechas por los propios animadores (Shunsuke Itakura y Tooru Adachi), que se pueden ver en el que me ha parecido hasta ahora uno de los mejores sketches de la serie: Hellshake Yano.

No puedo acabar la entrada sin mencionar una de las mayores genialidades de la serie: la doble emisión. La respuesta al porqué se hizo eso podéis leerla en esta fantástica entrevista al productor (traducción del japonés al inglés). Más allá de los motivos primeros por los que se ideó eso, no solo es original y tremendamente arriesgado, sino que (aparte molesto y trabajoso para los creadores de la serie) funciona maravillosamente. El hecho de que cada emisión cuente con unas voces femeninas y unas masculinas supone dos grandes aciertos: primero, añaden un papel más a Popuko y Pipimi en esa dinámica de actrices que interpretan papeles; y segundo, usualmente dan nuevas perspectivas a cada gag, aún siendo prácticamente el mismo en sus dos versiones.

Esto ha sido todo, espero que estéis disfrutando de esta genial comedia como yo lo hago cada semana y que esta entrada os haya ayudado a apreciarla un poco más. Si el anime tenía que ser salvado, parece que solo necesitaba un par de colegialas haciendo un buen corte de mangas censurado.

Kimagure Orange Road|| Poderes sobrenaturales y un triángulo amoroso

Ficha técnicaKimagure Orange Road

Título: Kimagure Orange Road

Género: romance, comedia, slice of life

Estudio: Studio Pierrot

Años de emisión: 1987-88

Episodios: 48 + 8 OVA’s + 1 película

Manga: 18 volúmenes publicados entre 1984 y 1987. Escritos y dibujados por Izumi Matsumoto.

Sinopsis

El quinceañero Kyosuke Kasuga se ha trasladado a una nueva ciudad, y justo al llegar se enamorará a primera vista de Madoka Ayukawa, que le tratará de forma bastante fría aunque cuando se conocieron fue amable al recogerle él el sombrero rojo que el viento había hecho volar. Además de lidiar con su enamoramiento de Ayukawa tendrá que evitar romper el corazón de Hikaru, que se enamorará de él al verle encestar un tiro imposible de básquet. Para liarlo más todo la familia de Kasuga tiene poderes psíquicos, y deberán evitar ser descubiertos y no usarlos en público, aunque no todos los miembros de la familia parecen tener el mismo cuidado.

Opinión personal

Argumento

Kimagure Orange Road es una comedia romántica que gira alrededor del triangulo amoroso formado por Hikaru, Kyosuke y Madoka. Kasuga Kyosuke y su familia tienen poderes sobrenaturales, y como no pueden permitirse ser descubiertos deben trasladarse cada vez que tienen problemas con ello. Al inicio de la historia se trasladan al pueblo donde Kyosuke se encontrará a Madoka Ayukawa y Hikaru Himari, que darán inicio a sus primeras experiencias románticas. Primero se encontrará con Madoka, de la que se enamorará a primera vista. Poco tiempo después en su instituto se encontrará con Hikaru, la cual se enamorará de él al verle hacer algo sorprendente con sus poderes.

 

El triángulo amoroso es planteado rápidamente, y aunque es bastante obvio lo descompensado que está desde el principio (pues de quien se enamora Kyosuke es de Madoka, no de Hikaru), precisamente por eso no es un triangulo amoroso típico. El conflicto no recae solo en la decisión del protagonista masculino, sino también en una de las protagonistas femeninas, es decir, Madoka. Y es que ella es amiga de infancia de Hikaru, lo cual complica bastante más las cosas conforme la historia se desarrolle, al igual que las relaciones entre este magnífico trío protagonista.

Gran parte de la serie son capítulos autoconclusivos de la vida diaria de ellos tres y los diversos secundarios que hay en la historia. Muchos malentendidos, un joven protagonista que no sabe cómo lidiar con sus primeras experiencias amorosas, y líos por doquier a causa de los poderes sobrenaturales de la familia de Kasuga (telequinesis, intercambio de cuerpos, viajes temporales…). El tema de los poderes es probablemente lo que hace un poco más única a la serie, y ayuda a ir disfrutando de una historia que puede que se alargue más de lo necesario, aunque nada comparado a otras comedias románticas de la época  como Ranma ½ o Urusei Yatsura. Aunque Kimagure Orange Road se centra más en el romance que estas otras.

 

Las 8 OVA’s que hay no son relleno, son adaptaciones de capítulos del manga y se tienen que ir viendo en un orden en concreto a lo largo de la historia. Están en la línea de calidad del resto de la serie, e incluso aparecen personajes que no están en esta pero sí en el manga (como la quinta), así que recomiendo verlas. Aunque sobre todo si la serie te está gustando y quieres alargarla algo más, pues con el resto ya se disfruta y comprenden bien las relaciones entre los protagonistas. Los 48 episodios de la serie y las OVA’s no dan un final cerrado, para ello se tiene que ver la película “I want to return to that day”, que dura una hora y sí da un desenlace final al triangulo amoroso que se va desarrollando a lo largo de la serie. Un final que personalmente me gustó bastante, que cierra correcta y decentemente la historia. Puede que dé un cambio de tono algo brusco, pero necesario al fin y al cabo y que hace de Kimagure Orange Road un romance aún mejor de lo que ya es en su transcurso.

Personajes

Como personajes principales tenemos al trío que forman Kasuga, Hikaru y Ayukawa, muy bien definidos des del principio e incluso ya con el primer opening. Kasuga es el típico protagonista de comedia romántica, bonachón, algo iluso y muy indeciso. Después tenemos a las dos chicas principales, muy opuestas entre ellas aún lo amigas que son: Hikaru es inocente, alegre y algo infantil, mientras que Madoka se presenta como una chica más reservada y mucho más madura que los otros dos protagonistas (en todos los sentidos), aunque algo macarrilla al principio. Con estos caracteres tenemos unos protagonistas que contrastan entre ellos, lo cual enriquece el romance y que acaba siendo muy disfrutable ver como congenian entre ellos.

 

Hikaru de entre los tres es la que menos desarrollo llega a tener, aunque tiene algún buen episodio en el que se profundiza algo más en el personaje. Por otro lado, tenemos a Ayukawa y Kyosuke, que sí se desarrollan algo más, especialmente la primera gracias a la llegada en su vida del protagonista. Se le podría reprochar a la serie que ambas chicas llegan a perdonar demasiadas veces al protagonista las diversas molestias que a veces les causa a ambas, aunque muchas de estos acaban siendo por malentendidos o que en realidad Kasuga no tiene una verdadera malicia en sus acciones o errores.

 

La mayoría de secundarios están más para añadir un punto de comedia que para tener una verdadera relevancia argumental, y algunos suelen iniciar los conflictos principales de cada episodio. Están los amigos de Kasuga, Hatta y Komatsu, cuyas bromas de pervertidos me acabaron cansando bien rápido y es además su único propósito en la serie. A los líos románticos se le añade un pretendiente a Hikaru, Yusaku, un karateka y amigo de infancia de las chicas protagonistas que no acepta la relación entre Hikaru y Kyosuke, y que ella siempre está rechazando. Aunque esa relación con ambas protagonistas no es más que otro instrumento más para la comedia y no es muy aprovechado. Finalmente, están las traviesas y divertidas hermanas del protagonista, Manami y Kurumi, que también añaden un toque de comedia, aunque la primera tiene un episodio especialmente bueno respecto al crecimiento del personaje en la adolescencia.

 

Arte y animación

 

La animación es suficiente para lo que es la serie, tampoco hay mucho a comentar en este apartado en concreto en una comedia romántica del 87. En lo que respecta a los diseños, los de Ayukawa y Hikaru considero que están muy logrados y que transmiten muy bien la personalidad de cada una. A Ayukawa se la ve claramente mucho más madura y guapa que Hikaru, que parece más infantil e inocente con sus ojos más claros y su pelo corto. Kasuga está muy en la línea de los protagonistas de comedias románticas, y del resto de personajes no hay mucho que destacar. Apenas hay fanservice, además la época salva algo los diseños de los cuerpos femeninos, cosa que es más difícil actualmente.

 

OST, openings y endings

Si de algo puedo estar seguro de este anime de los 80 es que tiene unos fantásticos openings. Superar al primero, Night of summer side (con el mejor vídeo), es difícil, pero las canciones Orange Mistery, Choose me o Kagami no naka no Actress me encantaron igualmente. Los vídeos de los endings son más simples, a excepción del segundo, pero las canciones también me parecieron perfectas para el anime. Sobretodo destacar Sad Hearth Burning y Dance in Memories.

Por otro lado, tenemos una preciosa banda sonora repleta de bonitas melodías como Jenina, Madoka no theme (In Lovers Room), Futashika na I LOVE YOU, Tsuisou… akai mugiwara boushi no kimi e, Triangle of love, My little girl…

 

Conclusión

Concluyendo, Kimagure Orange Road es un clásico del género que se aleja de las ñoñerías endulzadas, aunque eso no implica que no tenga sus momentos íntimos y de tensión romántica. Aunque al principio parezca que vaya más directo que otras series al asunto del romance, la serie se ralentiza en una mayoría de historias episódicas que nos van narrando la vida de los protagonistas y poco a poco van mostrando la evolución de la relaciones entre el encantador trío que forman Hikaru, Kyosuke y Ayukawa. Aún eso, la considero una imprescindible del género de comedia romántica y uno de mis romances favoritos, especialmente por su final.

Kimagure Orange Road

NOTA: 8

 

Primeras impresiones de “Cherry”

Ficha técnicaPortada Cherry

Título: Cherry

Autor: Eisaku Kubonouchi

Género: Slice of life, drama, comedia, romance

Año de publicación: 2006-2007

Volúmenes: 4 (acabada)

Editorial: Milky Way Ediciones

 

Sinopsis

Kaoru lleva una vida tranquila en un pueblo rural donde no hay nada de nada. ¡Pero un día conoce a una chica angelical que definirá su destino! No queda otra que salir pitando lo antes posible… ¡y escapar de esa situación junto a ella!

 

Impresiones

¿Qué pasaría si dos jóvenes pueblerinos se fugasen por amor de forma repentina a Tokyo? Esa es la historia que nos cuenta Cherry, de cómo el día de la boda por conveniencia de Fuko Tokiwa, Kaoru la rescata de su desdichado destino y sin pensárselo dos veces se plantan ambos en Tokyo sin plan alguno.

Kaoru, Cherry

La historia empieza de forma bastante cliché y poco original, aunque rápidamente pasa a la parte interesante, que es el momento en el que el par de tortolitos protagonistas se encuentran en Tokyo. El romance entre ambos es al más puro estilo Romeo y Julieta, flechazo adolescente alocado y con alocadas consecuencias. Una “niña bien” mimada desde pequeña y un chaval que no sabe qué hacer con su vida se encuentran de golpe en Tokyo, casi sin un duro y sin nadie conocido en el nuevo lugar en el que han decidido escapar de su vida pueblerina. Por suerte, rápidamente encontrarán a buena gente que les ayude, y que serán el plantel de secundarios que evitarán en primera instancia que la historia acabe en tragedia.

Yuko y Kaoru forman una pareja protagonista simpática, ambos bastante inocentes, enamoradizos y, porque no decirlo, algo tontitos. Aunque el primer tomo pasa de forma bastante ligera y llena de humor, seguramente en el segundo les llegarán las consecuencias de las malas decisiones que ya han cometido en sus primeros días en Tokyo, de modo que les esperan los primeros reveses de su fortuita huida a la gran ciudad y, esperemos, que a consecuencia de ello un buen y necesario desarrollo de personaje. Se supone que esta obra es también un drama, al menos según Milky way, de modo que no siempre debería quedarse en las risas y en la simple comedia romántica.

Vivir de golpe en la gran ciudad no será el único problema, pues además hay que tener en cuenta que Yuko abandonó su boda y plantó a su indeseado prometido, de modo que en algún momento de los siguientes 3 tomos también se tendrán que enfrentar a eso. De momento, ha sido una historia decente, puede que algo cliché al principio y con un romance poco pensado o insustancial, pero divertida y agradable de ver y leer. Por ahora le queda lo mejor, que es la superación de las dificultades de sobrevivir en Tokyo, así que a partir de aquí hay que esperar a que vaya mejorando.

Arte

Si algo me llamó la atención de esta obra fue sobre todo el precioso dibujo Eisaku Kubonouchi, que ya solo en la portada te llama a leer su manga con el bonito diseño de la protagonista femenina. El dibujo en general es agradable a la vista, con formas más bien suaves y redondeadas (especialmente en los personajes femeninos), y que quedan a disposición de la comedia para ser modificadas a voluntad para pasar a formas diferentes, ya sean más agresivas y toscas, o caricaturescas para enfatizar las escenas de humor.

 

El diseño de ambos protagonistas se adapta muy bien a todo tipo modificaciones en el dibujo según convenga en la escena, y las expresiones que hacen son la mar de divertidas y encantadoras. Yuko y Kaoru contrastan muy bien en diseño, él más macarrilla con su tupé rebelde y además pecas en la cara, y ella bien mona y fina, muy angelical, tal y como es descrita por el propio Kaoru. Del resto de personajes poco más a añadir, aparte de Aboro y Justice Yamada, dos vecinos de los protagonistas muy caricaturescos y estrambóticos.

 

Conclusiones

Slice of life romántico que de momento ha mostrado un tono más bien humorístico y ligero, pero que seguramente en un futuro ahonde un poco en sus personajes con el drama que supondrá a los protagonistas de pueblo tener que sobrevivir solos de golpe en la ciudad. Es una manga corto de solo 4 tomos, así que probablemente tampoco hay que esperar gran cosa de la historia o de los personajes (teniendo en cuenta lo leído hasta ahora), pero que puede estar bien mientras mantenga el nivel de entretenimiento y diversión con las aventuras y desventuras urbanas de esta alocada y rural pareja que forman Yuko y Kaoru.

Como es corta, el dibujo me gusta y los protagonistas me han caído bien, la compraré hasta el final. Su publicación es bimestral y este primero tomo salió a finales de julio, de modo que el siguiente debería ponerse a la venta en septiembre. Finalmente, decir que hace un tiempo que las editoriales españolas ofrecen el primer capítulo de sus mangas de forma gratuita en sus propias webs, y Milky Way ha hecho lo mismo con Cherry. 

¡Al día con el anime de Gintama! Impresiones varias

Después de 4 años, 5 temporadas y 328 episodios, al fin me he puesto al día con el anime de Gintama. No podía acabar con lo que se había emitido de esta gran comedia y no escribir nada para el blog, así que ahí van mis impresiones generales de todo lo emitido hasta ahora, de lo bueno y lo malo de esta larga comedia/ shonen de peleas, de aquello que más me gusta de esta serie y de lo que no.

Gintama: la comedia

Zura y Eli

Todos los shonen de peleas están formados por una amalgama de géneros que los hacen historias de lo más versátiles y que ofrecen de todo un poco a su público: drama, fantasía, aventura… y también dejando momentos para la comedia con sus arcos argumentales más ligeros, o con algunos capítulos un poco más intrascendentes para aflojar la carga dramática o argumental de sus partes más intensas. Pero Gintama es diferente, pues uno des del principio ve que destaca en un género en concreto más de lo que lo hacen el resto animes de su tipo: la comedia. En general, los personajes – incluso los que tienen más protagonismo y relevancia argumental- suelen ser muy “burros”, despreocupados, alocados y que suelen hacer muy el tonto. De entre estos tenemos a la propia protagonista Yorozuya formada por Gintoki, Kagura y Shinpachi, a Kondo, Okita o Hijikata del Shinsegumi, Zura… e incluso uno de los personajes más importantes para la trama central de la serie: el propio Shogun, Shigeshige Tokugawa. Además, a esto se le suma que también hay arcos argumentales enteros de pura comedia, como: el de intercambio de cuerpos (287-289), de género (275-277), arco de Otsu (157-163), ranking de popularidad (182-184)…

Este gran peso del género humorístico en un anime que en sus arcos serios saca a relucir su aspecto más de “shonen de peleas” y drama es un arma de doble filo, pues tiene consecuencias buenas y malas. Respecto al aspecto bueno del predominio de este género, Gintama durante todo su transcurso demuestra un gran dominio de la combinación de la comedia y el drama, y no hay mejores géneros para combinar que esos dos, pues se potencian el uno al otro. Cuanto más nos reímos con unos personajes más sufrimos por ellos después, y es por ello que encuentro que ese es uno de los mejores elementos de Gintama y por el que más la valoro. Usualmente sabe muy bien cuando hacer reír y cuando llorar, y eso no siempre es fácil. Respecto al aspecto negativo, esta tiene una comedia que puede no gustar a todo el mundo, siendo muchas veces absurda, y otras infantil y burda con bromas del nivel de “caca, culo, pedo, pis” (no recuerdo vlcsnap-2017-02-20-00h18m01s073cuantas veces he visto vomitar Gintoki y compañía). Otras veces esta se basa en referencias culturales y juegos de palabras que se escapan del entendimiento del público no japonés. También suele hacer guiños al mundo del manga y el anime que puede que algunas veces si no estás muy metido en el mundillo pues se escapen también y no se entiendan, aunque normalmente hace referencias a series muy populares o actuales como One piece, Dragonball, Kuroko no basket…. Pero también hace bromas sobre animes muy clásicos o antiguos como Gundam, Capitán Harlock, Ashita no Joe… Evidentemente, para los que podamos apreciar al menos una parte de todo ese humor de Gintama eso no es un aspecto negativo y entonces esta se convierte fácilmente en una de las mejores comedias que hayamos podido ver.

Kagura Super saiyan

Por otro lado, he dicho al principio que he tardado 4 años en ponerme al día con Gintama, y eso lo achaco sobre todo al gran predominio de arcos y capítulos totalmente de humor, con poca o nula trascendencia argumental. Y eso no significa que me haya forzado a verla o que no me guste, más al contrario, adoro Gintama y es de mis animes favoritos, pero si no la he visto más seguida y del tirón es precisamente por su faceta como comedia. Las comedias no se ven – o no deberían verse- del mismo modo que una historia con una continuidad argumental más marcada, pues las hay que suelen basarse en gags recurrentes (Kondo, Madao, Zura…), y al final eso puede resultar cansino y repetitivo. Eso no significa que no tenga un argumento serio cuya resolución vaya a poner fin a la serie, pero debido al gran peso de la comedia esto hace que ese argumento quede diluido en muchos arcos argumentales que tengan poco o nada que ver con este, haciendo que la historia quede muy ralentizada o se sienta que simplemente no avanza.

Puede que sí que hubiese veces que empezase a ver capítulos o arcos de comedia con más continuidad, pero la motivación para seguir con el siguiente episodio no llega a ser nunca como puede serlo cuando uno ve el arco de Benizakura, el arco de las Devas o del Mimawarigumi. La mayoría de veces uno ve Gintama con la motivación e interés de querer echarse unas risas, y eso no tiene porqué ser siempre una motivación válida, aunque sepa que Gintama me las fuese a dar como otros pocos animes me las han dado. Personalmente, creo que una comedia se ha de disfrutar con pausa y moderación, porque si es muy buena, y esta lo es, si se ve todo muy deprisa después rápidamente te quedarás con ganas de más. ¿A qué se reduce todo este aspecto negativo? A que si bien Gintama es un shonen de peleas y puede ser visto como tal, el contenido mayoritario de esta es el de una comedia, y uno no puede esperar de esta una buena continuidad argumental, pues no la tiene.

Gintama: el shonen de peleas

Yorozuya

La mayoría de arcos argumentales serios de Gintama se dedican a presentar personajes u organizaciones, y a través de diversos conflictos desarrollar a los protagonistas y diversos secundarios que tomarán parte en el gran clímax final que será la resolución de la historia (algo que no se ha iniciado hasta el capítulo 300). De entre estos arcos previos al gran clímax final tenemos: Benizakura (58-61), Mimawarigumi (244-247), la crisis del Shinsengumi (158-168), las cuatro Devas (210-214), Yagyu (78-81)… Que el argumento principal de la serie no se desarrolle verdaderamente hasta tan tarde no es malo, cualquiera de los arcos mencionados son muy buenos, disfrutables, y que aportan mucho tanto a la historia general como a los personajes.

Aún el aspecto negativo de una falta de avance argumental consistente, si Gintama quería ser fiel a su naturaleza como comedia tampoco se podía permitir ahondar demasiado en el drama o un desarrollo argumental muy profundo. Eso queda demostrado con los últimos tres arcos emitidos, empezando el primero en el capítulo 300. En estos últimos 29 capítulos Gintama se ha visto obligada finalmente en centrarse en avanzar en su historia, pues ha llegado a unos niveles de relevancia argumental en los que ya no puede dar marcha atrás, y combinarlo con un arco menos serio no tendría sentido ni con la historia, ni con el estado emocional o implicación de los personajes en lo sucedido.

Sakamoto, Takasugi, Gintoki y Zura

Si bien sí se van combinando arcos muy serios  o incluso importantes para el desarrollo de algunos personajes durante los 299 episodios previos, se acaba haciendo evidente que el argumento fuerte y central de la historia de Gintama se encuentra en el pasado de Gintoki, Zura, Takasugi y Sakamoto en la guerra, de lo que ocurrió con el maestro de los tres primeros y, ya en el presente, de cómo cada uno enfrentaría la nueva situación política derivada de la llegada de los Amanto (aliens) a la Tierra de los samuráis. Teniendo en cuenta esto, y como Gintama es en esencia una comedia, lo que se desarrolla a partir del capítulo 300 y que siempre es algo que queda de fondo y se va dando información sobre ello a cuenta gotas, es mejor comprenderlo como una historia marco que se va construyendo alrededor del grueso de sucesos más corrientes en Gintama: los trabajos/ aventuras de la Yorozuya dirigida por Gintoki. Resumiendo, esta historia marco sirve para dar inicio y contexto a la serie y permitir después ir contando las locas y divertidas aventuras de la Yorozuya, el Shinsengumi, las desgracias de Madao, los clásicos episodios de “cuidado” del Shogun… Finalmente, su resolución servirá para dar fin a la historia de Gintama, serie que en realidad podría alargarse eternamente mientras Gintoki, Kagura y Shinpanchi sigan teniendo fuerzas para trabajar en la Yorozuya y ayudar a las gentes de Edo.

Concluyendo, Gintama es un anime que he disfrutado muchísimo, que tiene un buen argumento que mezcla lo histórico y lo futurista, con muchos bandos e intereses enfrentados, excelentes escenas de acción en sus momentos de mayor clímax y un reparto de personajes único y que logra adaptarse y brillar tanto en escenas de comedia como en los momentos más dramáticos de la historia. Pero, por sobre de todo, Gintama es una gran comedia indispensable para cualquier amante del género en el anime.

NOTA: Justaway/ 10

Panty and Stocking with Garterbelt|| Sexo, dulces y ángeles caídos

Ficha técnica559124-panty_and_stocking_dvd_cover (1)

Título: Panty and Stocking with Garterbelt

 Demografía: seinen

Género: acción, comedia, sobrenatural, ecchi

Estudio: Gainax

Año de emisión: 2010

Episodios: 13+1 especial (OVA)

Sinopsis

Panty y Stocking – las hermanas Anarchy- son un par de ángeles de lo más traviesas que han sido expulsadas del cielo por mal comportamiento. Son enviadas a Daten city, un lugar inmundo entre el cielo y el infierno. Allí, deberán eliminar a unos monstruos llamados Ghost. Derrotando a los ghost obtienen los heaven coins, con los que podrán recuperar sus halos celestiales. A Panty le encanta el sexo, a Stocking los dulces y Garterbelt (un cura afro americano que las ayuda en su trabajo) tiene un fetiche de lo más especial.

Opinión personal

Argumento

Nunca creas que lo has visto todo en el anime. De las manos del mismo estudio que nos dio series como Evangelion, Gunbuster o Tengen toppa guren lagann, viene la gamberrada personal de GAINAX: Panty and Stocking with Garterbelt.

Los capítulos se dividen en dos partes. En cada una se cuentan los trabajos que las hermanas Anarchy deberán llevarán a cabo para poder volver al cielo. Los episodios son frenéticos, con mucha acción, humor y algo de ecchi. La comedia se podría resumir en pocas palabras: fuck fuck, oh my god, shit y una pila de chistes sexuales. Es una serie indecente, gamberra y que no se corta ni un pelo a la hora de hacer comedia.

Panty and stocking beach

Cuenta con numerosas referencias y guiños a la cultura audiovisual americana. Desde el propio dibujo, muy parecido al de la serie Las supernenas (Powerpuff girls), hasta guiños a películas como El club de la lucha, Salvar al soldado Ryan, Scarface… o series como South Park.

La serie tiene su final más o menos esperado, aunque con un intento de dejarlo abierto para una segunda temporada (que nunca llegó), de modo que queda colgada. Teniendo en cuenta el resto de la serie, es mejor tomárselo como la última broma. La OVA es básicamente un recopilatorio de capítulos a los que no debieron dar luz verde para que llegasen a emitirse (por suerte). La disfruté mucho y no me aburrí en ningún momento.

 

Personajes

Como personajes principales tenemos a las hermanas Anarchy: Panty y Stocking. Y Garterbelt.

Panty vs Stocking

Panty es una atractiva rubia malhablada que le encanta el sexo. Al igual que su hermana pequeña, hace lo que quiere y cuando quiere. Stocking es una gótica que adora los dulces y que no es muy dada a socializar. Ambas son personajes muy divertidos que no necesitarían de mucho apoyo para mantener el nivel de humor. Panty transforma sus bragas en una pistola y Stocking sus medias en katanas. Dos ángeles encantadoras que nos regalarán un sinfín de escenas de comedia, acción y ecchi.

Y el último personaje principal: Garter. Es un cura afro americano que ayuda a las hermanas Anarchy en su tarea de eliminar a los ghost y poder volver al cielo. La mayoría de la serie se la pasa gritando y mandando a Panty y Stocking, pero también tiene escenas muy buenas. Después tenemos a personajes secundarios como Chuck o Geek boy, que sufrirán los golpes y abusos de las protagonistas.

Arte y animación

A primera vista el arte de la serie es lo que destaca más. A excepción de momentos concretos, el dibujo es parecido a las series de animación occidentales, y no al que estamos acostumbrados. No es el estilo que uno podría buscar en un anime, pero sigue manteniendo un buen nivel.

PS6

 

OST, openings y endings

El opening es sencillo, corto y con mucha marcha. Me gustó, y es una pena que no haya una versión más larga. Por otro lado, tenemos el ending, un poco más relajado y aunque la canción no está mal no tiene nada que hacer con el opening. De la OST solo puedo llegar a recordar una canción, que se usa varias veces cuando las hermanas se transforman: Fly away. Hay un excelente capítulo musical en el que los personajes principales se convierten en un grupo de rock y a través de un divertido videoclip parodian varios iconos de la música occidental. Además, la canción que tocan (Anarchy) está bastante bien.

 

Conclusión

Un anime indecente y tronchante no apto para puritanos. Si los chistes verdes de Seitokai Yakuindomo te hicieron gracia, Panty and Stocking debería gustarte.

panty

NOTA: 8’15

Primeras impresiones “Soy Sakamoto, ¿por?|| Tomo 1

Ficha técnicasakamoto_1_medium

Título: Sakamoto desu ga? (Soy Sakamoto, ¿por?)

Autor: Nami Sano

Demografía: Seinen

Género: humor, escolar

Año de publicación: empezó su publicación en el 2011. La publicación española será bimestral, y empezó este mes de noviembre.

Volúmenes: 4

Editorial: Milky Way Ediciones

Sinopsis

Sakamoto es atractivo, elegante, buen estudiante, y todo, absolutamente todo, le sale bien. Tanta perfección despertará la envidia de algunos compañeros de clase, quienes intentarán dejarle en ridículo una y otra vez, pero Sakamoto siempre sale bien librado con su particular elegancia y ágiles movimientos, pero… ¿Quién es Sakamoto? ¿Alguien le conoce realmente? ¿Qué hay detrás de tanta perfección?

Opinión personal

“Soy Sakamoto, ¿por?” nos presenta un personaje protagonista de lo más peculiar. Como en otras historias, se trata de un personaje abusado y con el que se meten, pero en este caso no por ser débil, sino por ser absurdamente perfecto, elegante y agraciado. Con estas virtudes, Sakamoto será capaz de esquivar los diferentes abusos e insultos del que es objetivo de la manera más fabulosa y elegante posible.

soy sakamoto por

Respecto a la comedia, el chiste es el mismo durante todo el tomo –y seguramente así será durante el resto de la historia- pero cada momento al que se enfrenta el protagonista es diferente, y no solo se tratarán de ataques hacia su persona. Algunos intentarán aprovecharse de él, otros intentarán ser el que destaque más en la clase… Aunque lo más divertido es la perfecta pulcritud y elegancia con las que Sakamoto salva el momento. Personalmente, me ha divertido bastante, y al tratarse de una serie de solo 4 tomos no será demasiado pesado. Eso sí, si no eres muy fan del humor a la japonesa (normalmente, bastante absurdo) es probable que no te guste mucho.

soy sakamoto por 2

No tendría ningún problema si los cuatro tomos que conforman la serie fuese todo el rato de comedia, pero sí que me intriga saber el qué hay detrás de tanta perfección y finura. El dibujo es correcto, suficientemente bueno para un manga humorístico. De todo el tomo me quedo con dos momentos: el “bee quiet” y “Esto…un menú Bic  mac…Para beber, una Coca Cola. Y una sonrisa, para llevar, por favor.”

Se agradece que se traigan más mangas de comedia, pues no es un género del que se haya publicado demasiado en España (comparándolo con otros mangas de otros géneros). Solo hace falta ver cuantos mangas 100% de comedia se anunciaron en el salón del manga de Barcelona. En el fondo es comprensible, pues la comedia suele ser algo bastante propio de una cultura, y cada una tiene su estilo especial que puede no funcionar en otros sitios. Personalmente, disfruto de este estilo de humor, y este primer tomo de Sakamoto no ha estado nada mal.