Maison Ikkoku|| Romance adulto y comedia ligera “a la Rumiko”

Ficha técnicaMaison Ikkoku

Título: Maison Ikkoku

Género: romance, comedia, slice of life, drama

Estudio: Studio Deen

Año de emisión: 1986-88

Episodios: 96+1 película (prescindible de ver)

Manga: dibujado y escrito por Rumiko Takahashi entre 1980 y 1987 con un total de 15 tomos.

 

Sinopsis

La “maison” Ikkoku es una antigua pensión habitada por 4 personas, entre ellas el protagonista Yusaku Godai. Sus vecinos siempre están molestando, haciendo ruido y fiestas, así que como estudiante que se está preparando para entrar a la universidad llega un punto en el que no los soporta más y decide irse. Pero cambiará de idea el día que ya está con la maleta hecha al llegar la nueva administradora de la pensión: Kyoko Otonashi. Kyoko es preciosa y encantadora, y Godai se enamorará de ella a primera vista y su simple compañía le ayudará a soportar a los molestos vecinos. Para sorpresa del joven enamoradizo Kyoko guarda un secreto bajo su faceta amable y joven: Kyoko es una viuda que ha perdido hace poco a su marido. Aunque ella hace todo lo posible para superarlo y no mantenerse en depresión, su fallecida pareja aún se encuentra muy presente en su corazón, y Godai querrá hacer todo lo posible para ayudarla a superar su pérdida.

 

Opinión personal

Argumento

Maison Ikkoku nos presenta una historia con un tono algo distinto a otras de Rumiko, en las que predomina la comedia sobre el romance y usualmente dejando este en segundo término durante la mayoría de la historia. En este caso des del principio ya vemos con algunos personajes que el romance, el drama y la comedia más ligera y cotidiana serán los que integren la historia, mientras poco a poco se van desarrollando las relaciones entre los personajes y vayan introduciéndose y saliendo de la vida de los protagonistas.

 

Durante gran parte de la serie el desarrollo es fantástico y no se siente nada pesado aún la gran extensión de esta. El ritmo es bueno y no se trata de una comedia romántica adolescente en la que apenas hay un avance en el tiempo. Los personajes protagonistas están entre los 20 y 30 años, y el desarrollo de los sucesos y relaciones no se da en una especie de limbo atemporal, sino que sus vidas avanzan ya sea en los estudios o el trabajo. Gracias a ello la historia es mucho más dinámica y no se queda en el simple toma y daca adolescente de líos y malentendidos (durante la mayoría de la historia, al menos).

Si bien aquello que hace de Maison Ikkoku una muy buena comedia romántica es presentar un romance con personajes más adultos y desarrollarlo en general de forma más madura, esto solo se cumple aproximadamente en los primeros 50 episodios. A lo largo de todos esos capítulos lo que he dicho se cumple perfectamente, todo se siente muy natural, la dinámica de las relaciones es muy entretenida y no hay esa sensación de “no avanzar”. Pero por desgracia hay un punto en el que la historia empieza a dar vueltas, y personajes que parecía que ya habían aportado su granito de arena en la historia reaparecen para dar lugar a arcos argumentales que se nota que no llevan a ningún sitio. Lo que había sido un fantástico romance maduro la mar de gratificante empieza a hacer uso de truquitos y tonterías varias de las comedias románticas adolescentes para alargar más una historia que ya había contado todo lo que tenía que contar y le quedaban solo algunos pasos para cerrarse por completo. En vez de hacer eso, se empieza a estirar con líos y malentendidos varios que no aportan nada a la historia y, de hecho, rompen bastante la magia (tanto en personajes como argumento) que se había construido tan bien hasta el momento.

 

Por desgracia parcialmente esa es la sensación con la que me quedé con este anime, aunque no por ello no voy a recomendarlo y tildarlo de malo. Simplemente, no es la gran serie perfecta de Rumiko Takahashi que había entendido que era. Tiene problemas y algunos de ellos severos, así que para mí se quedó en algo intermedio. Tampoco diré que le sobran los 46 episodios posteriores a los fantásticos 50 que he dicho, pero sí al menos unos 20 con varios arcos argumentales que estorban y desmejoran bastante tanto el argumento como los personajes. Igualmente, dentro de esa casi segunda parte tiene momentos muy buenos y algunos personajes dan lo mejor de sí, mientras que otros cansan o tienen comportamientos que carecen de sentido en ellos.

 

[SPOILER ALERT]

Para aquellos que ya hayáis visto el anime me gustaría compartir algunos de esos pecados que hacen que para mí esta comedia romántica se vaya parcialmente al garete y que en su tramo final deseche como si nada lo que había construido. Primero de todo: Yagami. Su primer arco es divertido, sabemos que no llegará a nada con Godai pero ofrece esa versión joven de cómo era Kyoko con Soichiro,  teniendo así su encanto y ofreciendo un buen entretenimiento. Pero después vuelve a aparecer con el tema del trabajo de Godai, siendo esta vez más un estorbo y recuperando esa supuesta tensión romántica que ya sabíamos que no llevaba a nada. Además, Kyoko en ese momento empieza a comportarse como una cría (de las varias veces que lo hará), poniéndose celosa de los intentos de Yagami de conquistar a Godai y haciendo así que el personaje de Kyoko se devalúe y le pierdas algo el respeto.

Después tenemos a Kozue, el único personaje femenino que verdaderamente presenta conflicto con el romance principal. Sus primeras intervenciones están bien, estorba (en buen sentido) y aporta una buena tensión al principio. Eso se queda algo apartado al inicio de la serie, desapareciendo entonces durante muchos episodios, aproximadamente más de 20. Ya en el tramo final de la historia (como en los últimos 10 episodios) vuelve a aparecer de la nada para estorbar (ahora en el mal sentido) en los últimos pasos que debe dar la relación entre Godai y Kyoko. Aparece de la nada, su reintroducción es muy gratuita y mal hecha, los líos que se producen no tienen sentido y la actitud de Kyoko frente todo el tema con ella es muy estúpido y digno de una cría. Además, reaparece una vez Mitaka ya ha salido de la ecuación del triángulo amoroso, lo cual lo hace más frustrante todavía.

A la serie en muchos aspectos le pesan los años que tiene, algunos de ellos comprensibles (detalles machistas y clasistas) y que no criticaré por la época y cultura, pero a otros simplemente no les encontré sentido. Hay un momento en el Kyoko ya quiere a Godai, tiene medio superado el tema de Soichiro y acepta volver a casarse. ¿Por qué no tira hacia delante sabiendo que Godai la ama? Le dice que puede esperar a que se gradúe y tenga un trabajo estable para entonces casarse y ser pareja. No sé si esto es cultural o por la época, pero simplemente la actitud de Kyoko en ese aspecto me pareció deplorable y una manera de añadir tensión y alargar la historia muy decepcionante y rastrera. Personalmente, a partir de ese momento le perdí el respeto al personaje y no me lo pude tomar en serio, además de por los múltiples momentos en los que se comporta como una cría y de forma irracional.

Finalmente, decir que si bien la historia tiene un buen desarrollo respecto a las vidas de los protagonistas, creo que el paso por la universidad de Godai está totalmente desaprovechado y solo es usado de forma rastrera con lo que he comentado anteriormente. ¡Ni siquiera se dice qué estudia! Tampoco es como si importase, porque no se ha ni graduado y ya está buscando un trabajo genérico de salaryman o tonteando con lo de ser profesor de preescolar. Ese aspecto me molestó bastante, además de que se juntó con uno de los peores momentos de la serie, que es todo el tema del padre de Yagami y la insistencia de ella para que este contrate a Godai.

[FIN DE LOS SPOILERS]

Personajes

Como protagonista tenemos a Yusaku Godai, un desastre de muchacho que al inicio de la serie se está preparando para entrar a la universidad. Un protagonista algo típico que se enamora a primera vista de Kyoko, la nueva gerente de la Maison Ikkoku. A lo largo de la historia le veremos sufrir por infinitos motivos, ya sea por desesperación por sus molestos vecinos, el trabajo o estudios, o a causa de los diversos personajes que aparecerán en su vida. Su vida como universitario es bastante desaprovechada no solo en él como personaje, sino también argumentalmente. Posteriormente, su progreso en la vida sí es aprovechado y tiene su crecimiento personal, y en ese aspecto es un protagonista algo distinto al que podemos ver en otros romances.

 

Como protagonista femenina tenemos a Kyoko Otonashi, la administradora de la Maison Ikkoku. Se trata al principio de uno de los personajes más interesantes y con potencial de la historia, ya que es la que ofrece el punto más maduro y distinto respecto a otras obras del género o de otros mangas de Rumiko. ¿Por qué? Porque Kyoko se ha convertido en viuda recientemente. Este gran detalle influenciará sobremanera la historia y las relaciones con los distintos personajes, tendrá un comprensivo lento desarrollo y está bien tratado y aprovechado (siempre teniendo presente la época en la que se da la historia). Por desgracia, el alargamiento innecesario de la serie le afecta bastante y muchas veces se comporta de forma que echan algo a perder el personaje.

 

Por otro lado tenemos a los vecinos de los protagonistas: Akemi, la señora Ichinose y Yotsuya. Un trío de secundarios muy divertidos y simpáticos que le harán la vida imposible a Godai múltiples veces y que ofrecerán el contrapunto de comedia a todo el drama de Kyoko o el romance general de la historia. Personalmente, aunque tienen su encanto son otros personajes que se ven afectados por el estiramiento de la serie y que me acabaron cansando algo. Finalmente, aparte de otros secundarios, tenemos al personaje que completa el triángulo amoroso de la historia: el atractivo, rico y orgulloso Mitaka. Profesor de tenis de Kyoko e Ichinose, es un personaje bastante divertido, carismático y que cumple fantásticamente su rol de ser el rival amoroso de Godai. Uno de mis favoritos, por no decir el que más me gustó y que soporta mejor la gran durada de la serie.

 

Arte y animación

Si algo hay de este anime que no le puedo criticar es el diseño de personajes. A excepción de Godai, que me parece muy corriente y normalucho, el resto son fácilmente identificables, tienen carisma solo con verlos y encarnan muy bien la personalidad del personaje. A destacar especialmente el trío calavera que forman Akemi, Ichinose y Yotsuya. Ah, y ver a Soichiro (el perro de Kyoko) con esos ojos siempre me ha arrancado una sonrisa. Gran mascota!

 

El dibujo se sostiene bastante bien, de tanto en tanto había capítulos con algunos planos de detalle muy bien hechos (ya fuesen caras o objetos) y los fondos también han aguantado correctamente el tiempo. Algunos detalles de expresiones típicas de Rumiko están bien plasmadas en anime, todo correcto en este apartado. De la animación poco a destacar, tampoco es una serie que requiera de ningún tipo de filigrana, simplemente cumple.

 

OST, openings y endings

No hay ni un solo opening y ending que quede mal, prácticamente todos me han gustado e introducen y despiden los capítulos fantásticamente. Algunos de ellos, especialmente el primero, tienen un regusto a nostalgia que le da un muy buen toque a la serie. La mayoría están hechos por un animador llamado Koji Nanke, de un estilo bastante identificable en estos y en otras series, incluso algunas de Rumiko. Nanke es un animador centrado en animaciones musicales (videoclips, openings y endings), y la verdad es que lo hace con muy buen gusto. A veces hace ligeros cambios en los diseños de personajes que no les sientan nada mal y los vídeos en sí son divertidos y transmiten muy bien la temática y tónica de la historia. Eso respecto a los openings, los endings son más calmados y simplistas, con su estilo también identificable que deja una buena sensación de paz perfecta para despedir el capítulo.

Compuesta parcialmente por Kenji Kawai (Ghost in the Shell), es una banda sonora correcta, pero tampoco nada memorable. Algún tema ambiental bueno o de comedia como A mysterious guest, Small run away theme y At a run, y otras más dramáticas o románticas como Sadness, Take shelter from rain o Autmn. Pero tampoco es nada que destaque especialmente, y del resto no hay nada que recuerde con demasiado gusto y que merezca ser mencionado. Bonita o divertida cuando debe serlo, sin más.

 

Conclusión

Concluyendo, Maison Ikkoku es sin lugar a dudas la serie más diferente de Rumiko pues se aleja de esas historias eternas como Ranma ½ o Inuyasha, además de tratar con personajes y argumento de forma más madura, seria y dramática. Por desgracia, acaba cayendo un poco en ese alargamiento excesivo e introduce algunos elementos que no le sientan nada bien y que rompen con aquello que hacía de la serie algo muy bueno. Teniendo cuenta que el manga original tiene solo 15 tomos, probablemente os haríais un favor yendo directamente a este, ya que me da la sensación de que todo lo que en el anime se hace mal ahí debe ser algo menor y que no deja un recuerdo tan malo. Aún todo eso, no deja de ser una comedia romántica cuya gran parte de su trayectoria se sostiene muy bien y nos deja con un fantástico plantel de personajes la mar de carismático (como la mayoría de la autora). Así que queda igualmente recomendada.

Maison Ikkoku

NOTA: 7’7

Anuncios

Kimagure Orange Road|| Poderes sobrenaturales y un triángulo amoroso

Ficha técnicaKimagure Orange Road

Título: Kimagure Orange Road

Género: romance, comedia, slice of life

Estudio: Studio Pierrot

Años de emisión: 1987-88

Episodios: 48 + 8 OVA’s + 1 película

Manga: 18 volúmenes publicados entre 1984 y 1987. Escritos y dibujados por Izumi Matsumoto.

Sinopsis

El quinceañero Kyosuke Kasuga se ha trasladado a una nueva ciudad, y justo al llegar se enamorará a primera vista de Madoka Ayukawa, que le tratará de forma bastante fría aunque cuando se conocieron fue amable al recogerle él el sombrero rojo que el viento había hecho volar. Además de lidiar con su enamoramiento de Ayukawa tendrá que evitar romper el corazón de Hikaru, que se enamorará de él al verle encestar un tiro imposible de básquet. Para liarlo más todo la familia de Kasuga tiene poderes psíquicos, y deberán evitar ser descubiertos y no usarlos en público, aunque no todos los miembros de la familia parecen tener el mismo cuidado.

Opinión personal

Argumento

Kimagure Orange Road es una comedia romántica que gira alrededor del triangulo amoroso formado por Hikaru, Kyosuke y Madoka. Kasuga Kyosuke y su familia tienen poderes sobrenaturales, y como no pueden permitirse ser descubiertos deben trasladarse cada vez que tienen problemas con ello. Al inicio de la historia se trasladan al pueblo donde Kyosuke se encontrará a Madoka Ayukawa y Hikaru Himari, que darán inicio a sus primeras experiencias románticas. Primero se encontrará con Madoka, de la que se enamorará a primera vista. Poco tiempo después en su instituto se encontrará con Hikaru, la cual se enamorará de él al verle hacer algo sorprendente con sus poderes.

 

El triángulo amoroso es planteado rápidamente, y aunque es bastante obvio lo descompensado que está desde el principio (pues de quien se enamora Kyosuke es de Madoka, no de Hikaru), precisamente por eso no es un triangulo amoroso típico. El conflicto no recae solo en la decisión del protagonista masculino, sino también en una de las protagonistas femeninas, es decir, Madoka. Y es que ella es amiga de infancia de Hikaru, lo cual complica bastante más las cosas conforme la historia se desarrolle, al igual que las relaciones entre este magnífico trío protagonista.

Gran parte de la serie son capítulos autoconclusivos de la vida diaria de ellos tres y los diversos secundarios que hay en la historia. Muchos malentendidos, un joven protagonista que no sabe cómo lidiar con sus primeras experiencias amorosas, y líos por doquier a causa de los poderes sobrenaturales de la familia de Kasuga (telequinesis, intercambio de cuerpos, viajes temporales…). El tema de los poderes es probablemente lo que hace un poco más única a la serie, y ayuda a ir disfrutando de una historia que puede que se alargue más de lo necesario, aunque nada comparado a otras comedias románticas de la época  como Ranma ½ o Urusei Yatsura. Aunque Kimagure Orange Road se centra más en el romance que estas otras.

 

Las 8 OVA’s que hay no son relleno, son adaptaciones de capítulos del manga y se tienen que ir viendo en un orden en concreto a lo largo de la historia. Están en la línea de calidad del resto de la serie, e incluso aparecen personajes que no están en esta pero sí en el manga (como la quinta), así que recomiendo verlas. Aunque sobre todo si la serie te está gustando y quieres alargarla algo más, pues con el resto ya se disfruta y comprenden bien las relaciones entre los protagonistas. Los 48 episodios de la serie y las OVA’s no dan un final cerrado, para ello se tiene que ver la película “I want to return to that day”, que dura una hora y sí da un desenlace final al triangulo amoroso que se va desarrollando a lo largo de la serie. Un final que personalmente me gustó bastante, que cierra correcta y decentemente la historia. Puede que dé un cambio de tono algo brusco, pero necesario al fin y al cabo y que hace de Kimagure Orange Road un romance aún mejor de lo que ya es en su transcurso.

Personajes

Como personajes principales tenemos al trío que forman Kasuga, Hikaru y Ayukawa, muy bien definidos des del principio e incluso ya con el primer opening. Kasuga es el típico protagonista de comedia romántica, bonachón, algo iluso y muy indeciso. Después tenemos a las dos chicas principales, muy opuestas entre ellas aún lo amigas que son: Hikaru es inocente, alegre y algo infantil, mientras que Madoka se presenta como una chica más reservada y mucho más madura que los otros dos protagonistas (en todos los sentidos), aunque algo macarrilla al principio. Con estos caracteres tenemos unos protagonistas que contrastan entre ellos, lo cual enriquece el romance y que acaba siendo muy disfrutable ver como congenian entre ellos.

 

Hikaru de entre los tres es la que menos desarrollo llega a tener, aunque tiene algún buen episodio en el que se profundiza algo más en el personaje. Por otro lado, tenemos a Ayukawa y Kyosuke, que sí se desarrollan algo más, especialmente la primera gracias a la llegada en su vida del protagonista. Se le podría reprochar a la serie que ambas chicas llegan a perdonar demasiadas veces al protagonista las diversas molestias que a veces les causa a ambas, aunque muchas de estos acaban siendo por malentendidos o que en realidad Kasuga no tiene una verdadera malicia en sus acciones o errores.

 

La mayoría de secundarios están más para añadir un punto de comedia que para tener una verdadera relevancia argumental, y algunos suelen iniciar los conflictos principales de cada episodio. Están los amigos de Kasuga, Hatta y Komatsu, cuyas bromas de pervertidos me acabaron cansando bien rápido y es además su único propósito en la serie. A los líos románticos se le añade un pretendiente a Hikaru, Yusaku, un karateka y amigo de infancia de las chicas protagonistas que no acepta la relación entre Hikaru y Kyosuke, y que ella siempre está rechazando. Aunque esa relación con ambas protagonistas no es más que otro instrumento más para la comedia y no es muy aprovechado. Finalmente, están las traviesas y divertidas hermanas del protagonista, Manami y Kurumi, que también añaden un toque de comedia, aunque la primera tiene un episodio especialmente bueno respecto al crecimiento del personaje en la adolescencia.

 

Arte y animación

 

La animación es suficiente para lo que es la serie, tampoco hay mucho a comentar en este apartado en concreto en una comedia romántica del 87. En lo que respecta a los diseños, los de Ayukawa y Hikaru considero que están muy logrados y que transmiten muy bien la personalidad de cada una. A Ayukawa se la ve claramente mucho más madura y guapa que Hikaru, que parece más infantil e inocente con sus ojos más claros y su pelo corto. Kasuga está muy en la línea de los protagonistas de comedias románticas, y del resto de personajes no hay mucho que destacar. Apenas hay fanservice, además la época salva algo los diseños de los cuerpos femeninos, cosa que es más difícil actualmente.

 

OST, openings y endings

Si de algo puedo estar seguro de este anime de los 80 es que tiene unos fantásticos openings. Superar al primero, Night of summer side (con el mejor vídeo), es difícil, pero las canciones Orange Mistery, Choose me o Kagami no naka no Actress me encantaron igualmente. Los vídeos de los endings son más simples, a excepción del segundo, pero las canciones también me parecieron perfectas para el anime. Sobretodo destacar Sad Hearth Burning y Dance in Memories.

Por otro lado, tenemos una preciosa banda sonora repleta de bonitas melodías como Jenina, Madoka no theme (In Lovers Room), Futashika na I LOVE YOU, Tsuisou… akai mugiwara boushi no kimi e, Triangle of love, My little girl…

 

Conclusión

Concluyendo, Kimagure Orange Road es un clásico del género que se aleja de las ñoñerías endulzadas, aunque eso no implica que no tenga sus momentos íntimos y de tensión romántica. Aunque al principio parezca que vaya más directo que otras series al asunto del romance, la serie se ralentiza en una mayoría de historias episódicas que nos van narrando la vida de los protagonistas y poco a poco van mostrando la evolución de la relaciones entre el encantador trío que forman Hikaru, Kyosuke y Ayukawa. Aún eso, la considero una imprescindible del género de comedia romántica y uno de mis romances favoritos, especialmente por su final.

Kimagure Orange Road

NOTA: 8

 

Primeras impresiones de “Cherry”

Ficha técnicaPortada Cherry

Título: Cherry

Autor: Eisaku Kubonouchi

Género: Slice of life, drama, comedia, romance

Año de publicación: 2006-2007

Volúmenes: 4 (acabada)

Editorial: Milky Way Ediciones

 

Sinopsis

Kaoru lleva una vida tranquila en un pueblo rural donde no hay nada de nada. ¡Pero un día conoce a una chica angelical que definirá su destino! No queda otra que salir pitando lo antes posible… ¡y escapar de esa situación junto a ella!

 

Impresiones

¿Qué pasaría si dos jóvenes pueblerinos se fugasen por amor de forma repentina a Tokyo? Esa es la historia que nos cuenta Cherry, de cómo el día de la boda por conveniencia de Fuko Tokiwa, Kaoru la rescata de su desdichado destino y sin pensárselo dos veces se plantan ambos en Tokyo sin plan alguno.

Kaoru, Cherry

La historia empieza de forma bastante cliché y poco original, aunque rápidamente pasa a la parte interesante, que es el momento en el que el par de tortolitos protagonistas se encuentran en Tokyo. El romance entre ambos es al más puro estilo Romeo y Julieta, flechazo adolescente alocado y con alocadas consecuencias. Una “niña bien” mimada desde pequeña y un chaval que no sabe qué hacer con su vida se encuentran de golpe en Tokyo, casi sin un duro y sin nadie conocido en el nuevo lugar en el que han decidido escapar de su vida pueblerina. Por suerte, rápidamente encontrarán a buena gente que les ayude, y que serán el plantel de secundarios que evitarán en primera instancia que la historia acabe en tragedia.

Yuko y Kaoru forman una pareja protagonista simpática, ambos bastante inocentes, enamoradizos y, porque no decirlo, algo tontitos. Aunque el primer tomo pasa de forma bastante ligera y llena de humor, seguramente en el segundo les llegarán las consecuencias de las malas decisiones que ya han cometido en sus primeros días en Tokyo, de modo que les esperan los primeros reveses de su fortuita huida a la gran ciudad y, esperemos, que a consecuencia de ello un buen y necesario desarrollo de personaje. Se supone que esta obra es también un drama, al menos según Milky way, de modo que no siempre debería quedarse en las risas y en la simple comedia romántica.

Vivir de golpe en la gran ciudad no será el único problema, pues además hay que tener en cuenta que Yuko abandonó su boda y plantó a su indeseado prometido, de modo que en algún momento de los siguientes 3 tomos también se tendrán que enfrentar a eso. De momento, ha sido una historia decente, puede que algo cliché al principio y con un romance poco pensado o insustancial, pero divertida y agradable de ver y leer. Por ahora le queda lo mejor, que es la superación de las dificultades de sobrevivir en Tokyo, así que a partir de aquí hay que esperar a que vaya mejorando.

Arte

Si algo me llamó la atención de esta obra fue sobre todo el precioso dibujo Eisaku Kubonouchi, que ya solo en la portada te llama a leer su manga con el bonito diseño de la protagonista femenina. El dibujo en general es agradable a la vista, con formas más bien suaves y redondeadas (especialmente en los personajes femeninos), y que quedan a disposición de la comedia para ser modificadas a voluntad para pasar a formas diferentes, ya sean más agresivas y toscas, o caricaturescas para enfatizar las escenas de humor.

 

El diseño de ambos protagonistas se adapta muy bien a todo tipo modificaciones en el dibujo según convenga en la escena, y las expresiones que hacen son la mar de divertidas y encantadoras. Yuko y Kaoru contrastan muy bien en diseño, él más macarrilla con su tupé rebelde y además pecas en la cara, y ella bien mona y fina, muy angelical, tal y como es descrita por el propio Kaoru. Del resto de personajes poco más a añadir, aparte de Aboro y Justice Yamada, dos vecinos de los protagonistas muy caricaturescos y estrambóticos.

 

Conclusiones

Slice of life romántico que de momento ha mostrado un tono más bien humorístico y ligero, pero que seguramente en un futuro ahonde un poco en sus personajes con el drama que supondrá a los protagonistas de pueblo tener que sobrevivir solos de golpe en la ciudad. Es una manga corto de solo 4 tomos, así que probablemente tampoco hay que esperar gran cosa de la historia o de los personajes (teniendo en cuenta lo leído hasta ahora), pero que puede estar bien mientras mantenga el nivel de entretenimiento y diversión con las aventuras y desventuras urbanas de esta alocada y rural pareja que forman Yuko y Kaoru.

Como es corta, el dibujo me gusta y los protagonistas me han caído bien, la compraré hasta el final. Su publicación es bimestral y este primero tomo salió a finales de julio, de modo que el siguiente debería ponerse a la venta en septiembre. Finalmente, decir que hace un tiempo que las editoriales españolas ofrecen el primer capítulo de sus mangas de forma gratuita en sus propias webs, y Milky Way ha hecho lo mismo con Cherry. 

ReLIFE|| Una segunda oportunidad

Ficha técnicarelife poster

Título: ReLIFE

Género: romance, escolar, slice of life

Estudio: TMS Entertainment

Año de emisión: 2016

Episodios: 13

Manga: la obra original es un webmanga publicado desde el 2013 hasta los 5 volúmenes que lleva recopilados actualmente.

Sinopsis

El protagonista de esta historia es Kaizaki Arata, un hombre de 27 años que no logra conseguir un nuevo trabajo después de abandonar el que ya tenía. Su vida cambiará cuando conozca a Yoake Ryou, del instituto de investigación ReLIFE. Este le ofrecerá una droga que le cambiará la apariencia a un chico de 17 años para volverse el sujeto de un experimento de un año. De este modo, su vida volverá a empezar como un estudiante de instituto una vez más, para así poder volver a tener una oportunidad en la vida y no volverse un nini.

Opinión personal

Argumento

Kaizaki Arata, un nini de 27 años, tiene la oportunidad gracias al experimento ReLIFE de volver a vivir su tercer año de instituto, y dada su situación no duda demasiado en aceptar formar parte del experimento. A lo largo de 12 episodios un adulto de 27 años se verá abocado a un ambiente estudiantil que hace años que dejó atrás, y deberá volver a enfrentarse a esa época: deberes, exámenes, encajar dentro de la clase y hacer amigos… No estará solo, pues el mismo que le ofreció el trabajo hará de supervisor dentro del aula como un estudiante más. Kaizaki deberá enfrentarse una vez más a la época de revolución de hormonas, clubes, clases y enredos diversos.

ReLIFE An y Kaizaki

Aunque la historia parte de una premisa interesante, esta se vuelve una excusa para acabar desarrollando los típicos enredos de adolescentes. Aún así, tiene ese toque diferente y que ofrece un buen punto de humor a veces con el protagonista adulto en el cuerpo de un adolescente. Es lo que hemos visto muchas otras veces, pero con una perspectiva diferente. Amoríos, malentendidos, personajes que tienen la capacidad de expresión de Sawako de Kimi ni Todoke… ReLIFE es un anime entretenido, divertido y que logra crear un buen ambiente. Puede que el punto más interesante de la serie sea la visión que tiene el protagonista (desde una posición aventajada) respecto a ciertas situaciones, y que ayudará (o no) al resto de personajes y a si mismo. Respecto al final, este es abierto en varios aspectos, y aunque no esperes algo concluido, tranquilo porque no está exento de alguna sorpresa y cierre de alguna trama. Me hubiese gustado que se cerrase todo, pero tampoco he quedado decepcionado. Siempre quedará el webmanga o fantasear con un final propio.

Personajes

Como protagonista tenemos al típico chico tontorrón y ReLIFE kaizaki protagonistabonachón, que por muy vago y patoso que sea se hace querer. No es demasiado inteligente y se le hará cuesta arriba volver a hacer exámenes, pero sí cuenta con una inteligencia emocional y una capacidad social envidiable que le ayudará a adaptarse entre los alumnos de la clase. Su experiencia como adulto es el punto fuerte del personaje, y los diversos encontronazos con la nueva realidad que debe vivir dejarán buenos momentos de comedia.

Después tenemos a los diversos compañeros de clase con los que más se relacionará Kaizaki: los dos delegados, Chizuru y Oga; la amiga de infancia de este último, Rena; y otra alumna transferida como el protagonista, An. Forman un buen grupo y a través de 12 episodios podremos ir conociendo sus dramas, deseos y preocupaciones. Son personajes entrañables y es entretenido ver como se relacionan entre ellos. Algunos de ellos son algo estereotipados, pero se hacen querer igualmente. Tampoco son dignos de recordar, pero entre las escenas de humor y el drama puedes llegar cogerles algo de cariño.

ReLIFE personajes

Arte y animación

El arte en general es decente, se ve bien. Hay algún diseño como el de An que me gustó más, pero el resto son bastante normales. En las escenas de humor los personajes pasan a transformarse en sus versiones chibis y mulliditas, como muchos otros animes, que dan un buen toque a la comedia.


Relife personajes

OST, openings y endings

La OST pasa algo desapercibida, contando con varios temas a piano que no desentonan pero tampoco son nada especial. El opening, Button, de Penguin research, está bastante bien, encaja con la serie y me gustó. Por otro lado, tiene varios endings de algunos grupos que ya hicieron canciones para otros animes: Saudade, de Porno Graffiti o L’arc en ciel con Honey. Hubo otros que también me gustaron como Kore ga watashi no ikiru michi o Timing.

 

Conclusión

ReLIFE es un anime con un inicio prometedor que acaba siendo algo típico, pero no por ello menos disfrutable. Dada la largada del anime tampoco podía profundizar demasiado, pero los personajes son agradables y los diferentes sucesos son entretenidos. Al final fue una pena que no continuase con la historia dejándola colgada e inconclusa en los 12 capítulos que tiene. Quedan muchos animes por ver desarrollar a lo largo de la temporada de anime de verano, pero creo que ReLIFE puede ser algo decente en comparación con el resto y que merece darle una oportunidad.

relife an y kaizaki personajes

NOTA: 7’20

Kaiba|| Recuerdos perdidos, romance y ciencia ficción

Ficha técnicaKaiba poster

Título: Kaiba

Demografía: seinen

Género: Ciencia ficción, romance, misterio, aventura

Estudio: Madhouse

Año de emisión: 2008

Episodios: 12

Sinopsis

En un mundo en el que la memoria puede ser almacenada fuera del cuerpo, la muerte ya no es un hecho tan transcendental como lo era antes. Un día un hombre despierta en una habitación en ruinas. Su nombre  es Kaiba, y no recuerda nada de su pasado. Parece que lo único que conserva de este es un collar con la foto de una mujer. ¿Quién es este misterioso hombre? ¿Quién es la mujer del collar? ¿Hacia donde irá Kaiba después de ser atacado en esa habitación?

Opinión personal

Argumento

La acción se desarrolla en un mundo en el que los recuerdos pueden ser transformados en datos y almacenados en chips. Aunque el cuerpo muera, los recuerdos pueden seguir existiendo y ser transferidos. En el contexto que plantea Kaiba, la muerte deja de tener ese sentido transcendental que siempre ha tenido, y acaba siendo una simple cuestión de dinero.

k5
Popo y Kaiba.

Kaiba plantea un futuro en el que el ser humano, sus recuerdos (algo que la propia serie se cuestiona si podría ser el alma), quedan reducidos a un chip transferible a cualquier cuerpo. En ese aspecto, la serie juega un poco al quien es quien, pues los chips con los recuerdos pueden ser transferidos a cualquier cuerpo que esté adaptado para ello.

Un planteamiento muy interesante que podemos ir descubriendo a partir de los diferentes capítulos autoconclusivos que forman la mayoría de la serie. Durante la travesía de Kaiba, este va conociendo a diferentes personajes de esta sociedad que ha transcendido los límites de la humanidad. Cada uno se ve afectado de una manera u otra por esta avanzada tecnología, y podremos ver como esta solo acaba siendo beneficiosa para los ricos.

k4
Se trafica con los buenos recuerdos como si fuese droga, y los cuerpos con buen físico son convertidos en objetos sexuales.

Un mundo en el que los ricos abusan de los pobres, que se ven obligados a vender sus cuerpos y recuerdos para poder sobrevivir. Por otro lado, los ricos puede gozar de toda esta tecnología y traficar con recuerdos, cuerpos… Pero para toda esta injusticia existe “Unidad”, una agrupación terrorista cuyo objetivo es acabar con todo este sistema.

Las pequeñas historias que se nos van contando están muy bien y logran transmitir perfectamente los diferentes dramas que se pueden dar debido a esta nueva tecnología.

Personajes

No sé si será por el dibujo, pero no he llegado a empatizar con ninguno de los personajes (a excepción de uno) en prácticamente toda la historia. Por el protagonista sí que tengo claro el porque, pero por el resto –aunque tampoco son malos- no me he llegado a preocupar mucho por lo que les pudiese ocurrir.

Kaiba1
Kaiba. ¿Qué secretos esconderán ese agujero en el pecho y ese extraño símbolo?

El protagonista es Kaiba, un chico que se encuentra en un cuerpo ajeno y sin sus recuerdos pasados. Durante la mayoría de la serie es un personaje bastante pasivo y que no sabe ni donde tiene que ir. Es comprensible debido a su estado de amnesia, pero eso no quita que sea difícil de encariñarse con él. El misterio detrás de él es interesante, pero como personaje tiene 0 carisma.

 

Otros personajes con bastante importancia son Popo y Neiro, amigos de infancia e importantes miembros de Unidad que lucharán en contra del sistema de manipulación de recuerdos. Después hay personajes más secundarios que se topan con el protagonista como Chroniko o Vanilla. Chroniko, con una historia bastante triste, es el único personaje que me gustó de verdad.

Arte y animación

Kaiba3 fondoKaiba tiene un arte diferente a la mayoría de animes. El dibujo -cuando se centra en representar personas de forma normal- no me ha atraído mucho, pero los fondos, con un estilo muy vanguardista, sí que me han gustado.

Los cuerpos, las armas, los fondos, las máquinas… un arte peculiar y distinto que logra dar un toque diferente y refuerza la idea de esa sociedad corrupta e inmoral en la que se ambienta Kaiba. Por otro lado, me da la sensación de que todo este arte transmite más la idea de un mundo de fantasía, más que futurístico (probablemente también porque tenemos en la cabeza otras ideas de como sería el mundo en un futuro).

OST, openings y endings

El opening y el ending no me gustaron demasiado. La OST no noté que destacase mucho durante la serie, aunque después escuchándola por separado reconocí que hay algún tema bastante bueno como The tree song o Memories.

Conclusión

Kaiba es un buen anime con unos personajes que me hubiese gustado que me atrajeran más. Por desgracia, no ha sido así, pero eso no quita que siga teniendo una excelente historia. Recomendada a aquellos que busquen un anime con un arte distinto, una historia adulta y algo de buena ciencia ficción.

fin kaiba

NOTA: 7’90

Shigatsu wa kimi no uso|| I meet the girl under the full-bloomed cherry blossoms

Ficha técnicashigatsu portada

Título: Shigatsu wa kimi no uso (Your lie in April)

Demografía: shonen

Género: drama, romance, slice of life.

Estudio: A-1 Pictures

Año de emisión: 2014-15.

Episodios: 1 temporada de 22 capítulos.

Manga: creado por Naoki Arakawa y publicado en Gekkan Shonen Magazine entre mayo de 2011 y febrero de 2015.

Sinopsis

Shigatsu wa kimi no uso nos cuenta la historia de Arima Kousei, un joven músico que por un trauma de infancia se volvió incapaz de volver a tocar el piano. En la primavera de sus 14 años conoce a Miyazono Kaori, una violinista que trastocará su mundo de arriba a bajo.

Opinión personal  [SPOILER ALERT]

Argumento 

La historia se centra principalmente en el trauma de Kousei, y como a partir de que conoce a Kaori empezará a superarlo. El drama predomina en la mayoría del transcurso de la historia, y el romance hasta muy tarde no empieza de verdad a despuntar. Historias de superación, amores no correspondidos, rivalidades… Shigatsu toca temas de lo más humanos en los cuales nos podemos identificar.

shigatsu personajes

Sin duda alguna Kaori es el personaje que más me gustó, pero el recurso dramático que se usa en ella no me agrada. Usar una enfermedad para ello me parece algo demasiado fácil. Desde la primera vez que se desmaya, allá por el capítulo 4, me parece, sabemos como va a acabar (aunque capítulo tras capítulo lo queramos negar). Eso no quita que disfrutase y sufriese cada capítulo como el que más.

Si los shonen de peleas tienen sus combates, Your lie in April tiene sus actuaciones musicales. Tanto la animación, como la música y la pasión que llegan a desprender los personajes en estos momentos son maravillosos. En estas actuaciones es cuando los personajes desprenden sus sentimientos más interiorizados, y por ello, se convierten en algunas de las mejores escenas de la serie.

kaorixkousei

Aunque el final de la serie fuese previsible, el drama, el cariño que se les coge a los personajes y, sobretodo, la carta, convierten el final de Shigatsu en algo precioso, trágico y uno de los mejores del 2015.

Personajes

En general los personajes están bastante bien, se les coge cariño rápido. Kousei es el protagonista, algo bobalicón y se hace querer, pero Kaori se vuelve el centro de atención desde que aparece. Una violinista alegre, carismática y llena de energía, que llenará el mundo de nuestro protagonista de color. Acapara mucho la atención, pero no por ello dejé de interesarme por Kousei. Después tenemos a los amigos de ambos, Tsubaki y Watari, que acompañarán a la pareja de protagonistas durante las actuaciones y los momentos más difíciles. Conforme avanza la historia parecen otros personajes como los rivales pianistas de Kousei, Emi y Takeshi, entre otros.

 Shigatsu pjs

Arte y animación

A-1 pictures hace una adaptación preciosa del manga. Colorida, brillante y visualmente muy agradable, Shigatsu entra por los ojos.

kaori

OST, openings y endings

Bonita banda sonora con un par de temas destacables que entran en los momentos justos para realzar el drama. Buenos openings y endings, aunque el primer opening y el segundo ending destacan sobre los otros. El primer opening, “Hikaru nara” de Goose house, y el segundo ending, “Orange” de 7!! (Seven Oops), una maravilla.

Conclusión

Aunque es una serie que usa un drama bastante facilón, caí de cuatro patas en él. Hacía tiempo que no sufría tanto por un personaje. Un bonito y trágico anime que tiene uno de los personajes femeninos que más me han gustado.

shigatsu kaorixkousei

NOTA: 8